Actualidad

HCD: aprueban el presupuesto; desaprueban la rendición de cuentas

El debate legislativo sobre el Presupuesto Municipal 2019 y sobre la Rendición de Cuentas correspondiente al ejercicio económico del año pasado, ambos proyectos enviados al Concejo Deliberante por el Departamento Ejecutivo, concluyó anoche con la aprobación unánime del primero, aunque con algunos cuestionamientos por parte de las bancadas opositoras; y con el rechazo por mayoría del segundo, cuyo tratamiento en el recinto culminó con 11 votos negativos contra 7 afirmativos, pertenecientes estos últimos a los concejales del bloque Cambiemos.

Tanto el Presupuesto como la Rendición de Cuentas fueron los puntos centrales que concentraron buena parte del desarrollo de la 6ta. Sesión Ordinaria, que comenzó a las 21 y finalizó a las 12.30 horas con la entonación del Himno Nacional Argentino, en conmemoración del 209° Aniversario de la Revolución de Mayo.

Además, la Sesión contó con la presencia en el recinto de jóvenes integrantes de la agrupación Sororas Trenque Lauquen, quienes aplaudieron la sanción unánime de una iniciativa que ellas mismas impulsaron en el Concejo Deliberante y que terminaron de dar forma con el acompañamiento de los concejales que integran la Comisión de Salud.

Se trata de una Ordenanza que apuntará a sancionar y prevenir desde el Estado Municipal el acoso en espacios públicos y de acceso público en nuestro distrito.

En cuanto al debate y al intercambio de posturas que se dio en el recinto en torno al Presupuesto 2019, los bloques opositores argumentaron que la sanción favorable del mismo se fundamentó en la necesidad de otorgarle al Departamento Ejecutivo la herramienta fundamental para poder gestionar el Municipio.

Sin embargo, los bloques Cambiemos+, Una Nueva Alternativa y Unidad Ciudadana coincidieron en cuestionar las proyecciones en el gasto público, al que calificaron como elevado en comparación con la recaudación que se espera para el presente año, que puede ser menor a la prevista en el Presupuesto -dijeron- a causa de la difícil situación económica que atraviesa el país.

En uso de la palabra, el presidente del HCD, Cdor. Claudio Figal (Cambiemos+), consideró que la aprobación del Presupuesto equivale a “darle un cheque en blanco al Ejecutivo, por el cuál lo estamos autorizando a gastar más allá de la recaudación”.

En este sentido, agregó que el Ejercicio Económico del presente año está «excedido en el gasto, porque anticipa una recaudación anual de difícil materialización en un contexto de crisis económica, con lo cual el 2019 puede finalizar con un fuerte déficit en materia fiscal».

 

“Ojo con el gasto, muchachos, porque la fiesta de hoy la terminamos pagando todos los vecinos en los años que vienen”, advirtió el presidente del HCD, quien finalizó su exposición en el recinto solicitando al Ejecutivo “menos marketing y más gestión”.

Desde este espacio también se apuntó contra la Ley Orgánica de las Municipalidades, porque faculta al Ejecutivo a modificar partidas presupuestarias por Decreto, lo que desvirtúa -dijeron- la labor legislativa.

Desde el bloque UNA, integrado por los concejales Laura Angelini y Sebastián Solimano, coincidieron con el planteo expuesto por Cambiemos+ respecto a la recaudación proyectada, argumentando que un contexto de crisis económica está “muy alejada de la realidad”, indicó la contadora Angelini, quién calificó como “utópicos” los números proyectados por el Ejecutivo.

Al igual que Claudio Figal, la concejal puso el acento en el gasto público proyectado y en la recaudación prevista, advirtiendo además que cada año el municipio destina más partidas a salarios, recortando como contrapartida fondos en servicios, obras e inversiones, lo que puede derivar en un Presupuesto “estático”, sostuvo.

También desde el bloque que preside la concejal Mónica Estévez (Unidad Ciudadana), al igual que Cambiemos+ y UNA, solicitaron al oficialismo especial atención en el gasto proyectado para este año. En palabras del concejal Pablo Larrosa, el Ejecutivo “estima una recaudación que no es real, ojo porque podemos terminar en diciembre con un fuerte déficit fiscal en un contexto económico muy complejo”.

Por su parte, el concejal del mismo espacio, Martín Sotullo Lanz, cuestionó a sus pares de Cambiemos por “remarcar como logros obras que están siempre a medias, a mitad de camino y que vienen del Presupuesto anterior y que aún no se concluyen”, sostuvo, añadiendo a modo de ejemplo y según su postura la ejecución de viviendas y la nueva guardia del Hospital Municipal.

En uso de la palabra, la concejal Estévez reflexionó sobre el rol que debería tener el Estado Municipal en el actual contexto de crisis económica: “La gente espera del Municipio que mejore en algo su calidad de vida, fijando prioridades en el desarrollo y en la generación de empleo. Hace tiempo que no veo tanta ineficiencia y falta de ideas en una gestión”, cuestionó.

Desde el bloque Frente Renovador que integran los concejales Jorge y Mariel Jordán destacaron como positivo las obras y los programas ejecutados por el Municipio que surgieron desde el Concejo Deliberante, pero también reclamaron la inclusión en el Presupuesto de otras iniciativas sancionadas en el recinto que hasta el momento no se han llevado a cabo.

En este sentido, el concejal Jorge Jordán citó en su alocución la ordenanza para implementar la llamada Ciudad Digital, aprobada en el 2010; la elaboración de un Código de Zonificación y la puesta en marcha de un Sector Industrial en Berutti y en 30 de Agosto; la ejecución de pavimento en esta última localidad, obras ya abonadas por los vecinos, según informó; la instalación de Internet en La Carreta, entre otras normativas sin materializar hasta el momento.

Por su parte, el oficialismo concentró su exposición en la lectura de una síntesis, área por área, de los puntos más salientes del Presupuesto, destacando en primer término que la Municipalidad de Trenque Lauquen se distingue por ser una prestadora de numerosos servicios, que posee una planta de personal a la que destina el 55 por ciento de los recursos presupuestados y que la gestión pública debe dar respuesta con inversiones al acelerado crecimiento del distrito.

Viviendas; agua potable; cloacas; alumbrado público; obras educativas; barrido, limpieza y conservación de la vía pública; pavimentación; mantenimiento de caminos rurales; Hospitales; Centros de Rehabilitación; Jardines Maternales; Centros de Atención Primaria; Centros Culturales; Bromatología; entre otras obras y servicios, fueron señalados por el bloque como ejes centrales a la hora de planificar el gasto público.

Los concejales de Cambiemos también destacaron que para el presente año el Ejecutivo presupuestó 291 millones para iniciar nuevas obras y concluir las que ya están en marcha. Entre las mencionadas en el recinto, se destacan las obras correspondientes al colector cloacal sur y norte; la ampliación de las escuelas nº 501 y nº 502; la construcción del Polo Científico y Tecnológico en el ex predio de La Serenísima; la ampliación del Hospital Municipal; la refacción y adecuación del Teatro Español, la continuidad en la ejecución de viviendas correspondientes a dos Círculos Cerrados sumándose el inicio de obra de las primeras 20 viviendas sociales; y la construcción de un nuevo geriátrico de Berutti.

Una vez votado y aprobado de manéra unánime el Presupuesto Municipal, los concejales dieron tratamiento a la Rendición de Cuentas correspondiente al Ejercicio Económico del año pasado. Los cuatro bloques opositores acordaron presentar en el recinto una Resolución manifestando por escrito los motivos por los cuáles terminarían rechazando con sus votos el Proyecto de Ordenanza elaborado por el Ejecutivo.

En líneas generales, los concejales opositores pusieron el acento en la falta de acceso a la información contable a través del sistema RAFAM, indicando que el Ejecutivo ha mostrado “una actitud reticente” a la hora de facilitar los datos económicos; a la falta de información sobre los proveedores privados de la Municipalidad; a movimientos de partidas por casi 260 millones de pesos; a la subejecución de cuentas afectadas por un monto que ronda los 88 millones y, en algunos casos, a superar lo presupuestado, por lo que se mencionó el gasto en salarios, que superó en 1.6 millones al monto fijado en el Ejercicio Económico del 2018.

Como contrapartida, el presidente del bloque Cambiemos, Alfredo Zambiasio, replicó que las partidas de la Rendición “guardan coherencia con el Presupuesto ejecutado” y que la compensación de partidas cuestionada por la oposición se debió “al elevado porcentaje de ejecución del Presupuesto 2018, del orden del 95 por ciento, y a la espiral inflacionaria que se aceleró durante el segundo semestre”, informó.

Al cierre de su exposición, Zambiasio destacó que el año pasado el Ejecutivo cerró el año con 9 millones de pesos de superávit fiscal y opinó que “el correcto manejo de los fondos públicos no debe ser destacado como un mérito, es lo que corresponde a todo funcionario público”.