Personajes

Manuel Quique Orsetti, una  vida dedicada a la música

Manuel Enrique Orsetti integró como baterista y percusionista dos de las agrupaciones más emblemáticas de la música popular trenquelauquense entre las décadas del 50 y el 70. Se trata de American Jazz y Los Palmeras, con músicos extraordinarios que hicieron historia y algunos de ellos se mantienen vigentes como próceres vivientes de la movida de aquellos años por nombras algunos “Pin” Llanesa o Heraldo Orozco.

Pero sin embargo, los caminos de la vida lo llevaron a abrazar con pasión la radio y bajarse definitivamente de los escenarios, al punto tal que para varias generaciones “Manolo” o “Quique” es un periodista y conductor de radio y no un músico. No hay vestigios de su paso por el mundo del espectáculo, aunque para ensamblar la segunda etapa de su vida, lo hizo a través de la música que conoce muy bien, y con una fórmula que fue todo un éxito hace 40 años cuando escribió las primeras líneas del segundo capítulo de su vida: la música del recuerdo.

Orsetti tiene hoy 83 años, y una pierna que le juega una mala pasada y le hace caminar con dificultad. Además anda arropado cuidándose del frío, una fuerte afección lo tuvo de visita en el Hospital hace unos días y el invierno crudo lo tiene a mal traer. En sus años de músico y animador de los bailes locales llevaba el  apodo de “Manolo” pero en LU 11 cuando se convirtió en periodista lo bautizaron “Quique” y así quedó.

De 6 a 8 horas conduce en FM Música un magazine con información y música. Se trata de la primera lectura del día. Información corta, sólo copetes, mucha música y buena onda. Es un formato que adquirió con los años, al principio hace 40 años cuando Hugo Mina lo llevó a LU 11 sólo se limitaba a leer los intérpretes y nombres de las canciones en los programas de Silvia Miraz y Paco Aznárez; hasta que se fue soltando.

El particular timbre de su voz lo distingue en el dial. En estas 4 décadas de radio pasó por LU 11, FM Omega y FM Música. En esta última hace 20 años que permanece al aire aunque cambió la franja horaria y a pesar de la edad avanzada dice que aún tiene proyectos y el boceto de un nuevo programa para poner al aire.

 

Su historia

Su historia se inició en Juan José Paso donde nació y vivió en la zona rural hasta los 8 años cuando se mudó junto a sus abuelos a Trenque Lauquen para cursar en la Escuela 1. Dice que su padre tocaba la “verdulera” de oído pero de gran manera y que en su casa siempre se escuchó música, que tenía una formación musical aún antes de inscribirse como alumno para aprender batería.

Unos años después estaba en el escenario como músico. “Formamos un grupo con mucho nivel, hacíamos coreografías y cuidábamos el vestuario. Estaban Orlando García, Quique Faraldo y Pin Llanesa, tenía sólo 18 años y nos llamábamos American Jazz”, le dice a OESTE BA.

Recuerda esa época como de mucho esplendor musical y que le permitió tocar “en toda la zona y hasta en Neuquén tocamos una vez”. Luego para unos carnavales crearon Los Palmera con “Coco Bufarini, Pin Llanesa y Heraldo Orozco”, estuvieron casi 10 años rodando “en el primer baile que hicimos metimos 1500 personas, la misma cantidad que el Cuarteto Imperial”.

Después de la música se radicó un par de años en Mar del Plata donde conoció la magia de la radio pero debió regresar por enfermedad de un familiar y una vez aquí recibió el llamado de Hugo Mina, a quien destaca todo el tiempo “yo estaba sin trabajo, una persona sin trabajo a veces hasta deja de ser un poco persona, él me permitió volver a trabajar, volver a ser persona” dice con gratitud eterna.

Así entró a LU 11 donde estuvo 20 años y se jubiló. Luego pasó por Omega y ahora su presente.  En la AM se encargaba de la musicalización de los programas y de organizar el área de discos y cassettes, eran otros tiempos.

“Siempre tenía la idea de hacer radio, le tomé tanto cariño que me faltó quedarme a dormir nada más”. En aquellos años, comenzó a utilizarse el concepto de música del recuerdo y nació “Recordando viejos éxitos” su primer programa como conductor “la música que siempre quiso volver a escuchar y bailar”.

La radio era un medio muy poderoso. No existía internet, redes sociales y la TV no tenía la penetración que logró después con el cable. Ese programa fue su marca, que aún lo acompaña. “Me había quedado como una marca que era solo la música de la década del 60 y 70 la música del recuerdo así cuando me propusieron hace unos años hacer un espacio a las 6 de la mañana me pareció un desafío adicional porque tenía que cambiar el formato. Hoy llevamos 1414 programas a este hora, y tuve que incluir noticias, leer información y demás”.

“Me llevo bien con los nuevos tiempos. La música ya no viene en discos y está todo en una computadora, si algo no lo sé le pregunto al operador que es joven. Tengo proyectos quiero hacer la música que te enamora con canciones de antes. Quiero seguir en la radio, me gusta y lo disfruto”.

“La gente de trenque lauquen me reconoce y me muestra su afecto y eso me hace muy bien para seguir viviendo, siento que voy a morir en un estudio de radio” dice en el final y se toma las palabras del final para agradecer a las autoridades de LU 11, Omega y FM Música  donde condujo programas, a Hugo Mina y al Banco Credicoop que le dio un premio por su trayectoria de más de 40 años en la radio “no me gusta hablar de mi ni hacer promoción de las cosas que hago, pero siento ese reconocimiento como algo con mucho afecto y lo agradezco”.

En su programa matinal recibe pedidos musicales de sus oyentes y con voz suave genera diálogos imaginarios con ellos “la humedad es muy alta hoy señora, cuidado con el dolor de huesos”, dice al aire con tono sobreprotector, como alguien de la familia, alguien que acompaña a sus oyentes desde hace más de 40 años.