Actualidad Pueblos

El orgullo de ser de Quenumá

Si hay algo que distingue al quenumense es “el orgullo” por su ciudad. Eso lo dice Leandro Arana, el Delegado Municipal de esa localidad del partido de Salliqueló. Lo dice en una entrevista con este medio, sentado en su oficina frente a la Plaza principal, a la hora de la siesta, recostado en su sillón, desde donde cuenta que la ciudad “tiene todo” y que se han hecho muchas obras.

Arana es otro orgulloso de su pueblo, habla con mucho entusiasmo sobre su ciudad y hasta hace una recorrida guiada por las obras más importantes realizadas por la Municipalidad. Asumió en su cargo el 10 de diciembre de 2015, con la llegada a la Municipalidad del Intendente Jorge Hernández, y tiene puesta la camiseta de su pueblo y la defiende como el “Pampa” Calvo, el hijo pródigo de este pueblo, lo hizo con la casa de Boca Juniors.

Los quenumenses dicen que trabaja 24 horas, a sol y sombra, pero para él no es mucha carga porque “Quenumá está organizado. Es un pueblo que tiene todos los servicios,  un pueblo cómodo porque tiene gas, agua y estamos terminando las cloacas”. El tendido domiciliario de las cloacas ya está listo, ahora sólo falta terminar algunos trabajos en la planta de tratamiento de los líquidos cloacas.

“A través del tiempo se ha ido logrando todo, el año pasado se hizo la segunda etapa de la obra de cloacas, lo que ocurrió que la primera etapa que ese hizo durante el gobierno anterior tuvo muchos problemas y ahora se están reparando”.

Pasan los minutos de la entrevista y Leandro describe a su ciudad como “un pueblo chico que tiene todos los servicios, tenemos un buen alumbrado público, una buena sala de primeros auxilios con un médico permanente, y una enfermera local y una que viene de Salliqueló todos los días”.

A pesar de ello, Quenumá no escapa al problema de las pequeñas ciudades del interior, la población se reduce, hoy estiman cuentan con 500 habitantes.

“Nuestro objetivo es que los jóvenes vuelvan a su pueblo, en Salliqueló hay muchos profesionales y por la cercanía los tenemos prestando servicios aquí. Pero sí es cierto que muchos jóvenes se fueron y también es difícil que las empresas se radiquen aquí, para nosotros fue muy importante la radiación de una aceitera cordobesa el año pasado y ahora está pensando en ampliar la producción”.

Cuando se le pregunta cómo es el quenumense responde “es muy orgulloso, los habitantes de los pueblos chicos somos orgullosos. Hace unos años hubo un programa de gobierno que se llamaba programa Pueblos que era para ciudades de menos de 2 mil habitantes, nosotros presentamos nuestro trabajo. Muchos pedían un médico, una sala de primeros auxilios o una farmacia. Nosotros tenemos todo, y nos decían a qué vienen. El quenumense es orgulloso de su pueblo, a veces lo que necesitamos es una camiseta para unirnos todos, todos los días”.

Quenumá tiene todo “porque los gobiernos a lo largo de la historia se fueron ocupando de eso” y ahora van por una apuesta fuerte “la separación domiciliaria de residuos, empezamos con una campaña de concientización en las escuelas”.

Entre las obras más destacadas se encuentra la repavimentación del acceso y las obras en el centro cultural y escuela de formación profesional “yo soy muy orgulloso de mi pueblo” aclara Leonardo como si no lo hubiera dejado entrever a los largo de los 20 minutos de la entrevista. Un pueblo del que su gente se siente orgulloso, ese es el capital más fuerte que ostenta Quenumá.