Sin categoría

La capilla de De Bary guarda un Vía crucis de hace 110 años

De Bary, en el partido de Pellegrini, es el último pueblo de la provincia de Buenos Aires antes del límite con La Pampa. Una pequeña población de 125 habitantes, de acceso pavimentado, calles limpias y césped cortado, pero una de sus piezas más valiosas es un secreto guardado bajo 7 llaves en la Capilla Santa Marta.


En este inmueble levantado 1910 y que es una joya arquitectónica se guarda uno de los 5 Vía Crucis tallados en madera que en 1910 trajo a la Argentina la Infanta Isabel de Borbón, tía del rey Alfonso XIII de España que llegó para los festejos del centenario de la Patria y se hospedó en el Palacio de la familia De Bary, en la ciudad de Buenos Aires.
Teodoro De Bary había nacido en Alemania en el año 1845 a los 21 años llegó al país vinculándose a grandes industrias y casas bancarias y fue el fundador del pueblo del mismo nombre en el partido de Pellegrini en 1910.
Como agradecimiento por la invitación la Infanta regaló 5 Vía Crucis, uno de ellos fue a parar a la capilla del pequeño pueblo pellegrinense, donde permanece colgado en su interior recreando las 14 estaciones desde hace casi 110 años, una reliquia con altísimo valor histórico.