Sin categoría

Postales de la ciudad: otoño y todas las hojas son del viento

Trenque Lauquen podría ingresar en una selecta grilla de las ciudades más pintorescas del mundo en otoño. Esta estación del año tiene su encanto, y la frondosa arboleda urbana permite recortar algunos paisajes de ensueño en rincones de las anchas avenidas, que hay que ver, buscar, seleccionar y fotografiar.

Mayo comenzó otoñal, con todo el esplendor que esta estación del año puede mostrar. Atrás quedó ya el calor y el sol radiante de la pampa húmeda, agobiante en algunas horas que hasta calienta el pavimento, los árboles y convierte el aire en denso.

El de abril y mayo es otro cantar. Las temperaturas más templadas y un sol tenue que convierte al sofocante verano en una melancolía sin rastro, un recuerdo lejano de los días que ya no son.

La alfombra de hojas y el viento pintan la escena que el gran Luis Alberto Spinetta recreó en su canción de Pescado Rabioso “todas las hojas son del viento”, la que hablaba de un nacimiento, de un resurgir, de una nueva etapa. Tomemos esta escena única de Trenque Lauquen, de hojas que caen, de la alfombra mágica y emprendamos un paseo otoñal, que nos permite dibujar un paisaje único en el rincón de la ciudad que nos identifica, nos cobija y pertenece.