Sin categoría

Salliqueló en miniatura, maquetas de la ciudad

 

Jorge Ochoa es un cordobés sin tonada. Vive en el oeste de esa provincia, en la fantástica Villa Carlos Paz. Pero si bien hoy, este jubilado de 73 años, pasa sus días a orillas del Lago San Roque y con vistas panorámicas del Cerro de la Cruz, la mitad de su vida la pasó la en llanura bonaerense, en la ciudad de Salliqueló, a la que llegÓ de muy pequeño y se quedó hasta pasados los 40 años.

Eso explica por qué su obra no está basada en las maravillas naturales cordobeses, sino que se inspiran en –por ejemplo- el matadero de Francisco Salamone o en el portal del Prado Español salliquelense. ¿De qué obra estamos hablando? De una serie de maquetas en escalas que Ochoa confecciona en su casa y que ahora están en exposición en el Museo de Salliqueló con motivo de un nuevo aniversario de la fundación de la ciudad.

Ocha atiende a Oeste BA para hablar del pasado y el presente. Contó que nació en La Laguna, CórdoBa, y que su padre era director de la Junta Nacional de Granos. Por cuestiones laborales recayeron en Salliqueló por una suplencia de 3 meses y estuvieron 36 años. Cuando se fue, lo hizo porque sus hijas iban a la universidad y decidieron que cursaran en Córdoba.

El armado de maquetas y trabajos en escala es una pasión y un hobby dice, que lo acompañó toda la vida y que ahora a su edad lo hace a tiempo completo. Fue piloto del Aero Club de Salliqueló y su familia estuvo vinculada al Club Cecil A Roberts de Salliqueló. Nunca cortó el lazo con la ciudad y siempre estuvo yendo. Se armó de un banco de fotos de la ciudad que le permitió realizar las maquetas desde Córdoba y ahora la expone en la ciudad bonaerense, en una muestra que contiene 21 piezas y que fue inaugurada por el Intendente Jorge Hernández.

Dijo que las obras se quedarán ahí, en el Museo, como quien deja una parte suya en el lugar que más quiere. Don Jorge Ochoa.