Trenque Lauquen

Postales de la ciudad: la vieja chimenea de Cauca, 90 años del faro urbano

 

Trenque Lauquen se ha convertido en un polo de atracción regional en los últimos años, con visitas diarias de vecinos de distritos de la región por cuestiones médicas, empresarias o de servicios van y vienen personas todo el tiempo. Y una de las cuestiones que más les llama la atención es la vieja chimenea que se erige en la calle Monferrand, donde funcionó la fábrica de Cauca, chocolates y caramelos.

Parte de un inmueble característico con ladrillos a la vista y que le da un corte palacial, la chimenea se erige en lo alto, como faro urbano que ha perdurado allí contribuyendo al paisaje de la ciudad  durante nada más ni nada menos que 90 años.

Hoy allí ya no se fabrican golosinas, ni la chimenea despide el denso humo blanco ni el aroma enamoradizo del chocolate fresco. Es un lugar de venta de cervezas, al que concurren mayoritariamente jóvenes que quizás desconocen la riqueza de la historia de ese lugar.

Según el libro Historia y Progreso, Cauca, que se fundó en 1928, es parte de un grupo de empresas que hicieron grande a Trenque Lauquen. Según el libro, la década del 30 fue la más importante en materia industrial. La mayoría de esas empresas ya no existen.

Cauca sí. En las décadas del 70 y 80 experimentó un fuerte crecimiento y expansión en distritos de la costa y recientemente abrió un nuevo lugar en Rosario, Santa Fe.

 

Con 90 años de historia perdura en el tiempo. Su lugar de fabricación dejó la ciudad y se trasladó al Sector Industrial Planificado (donde deben estar las empresas) y su local comercial abandonó el centro para mudarse también allí. Sus chocolates, son uno de los regalos que hacen los trenquelauquenses a visitantes de otros lugares, es uno de nuestros productos tradicionales e identificados con la ciudad como la chimenea, un viejo faro urbano que nos guía y nos referencia.