Actualidad

Con barbijos, cierre de accesos y toque de queda, intendentes endurecen medidas

A la espera del pico máximo de contagios, los intendentes del interior lanzan medidas extremas contra la pandemia. Zárate, Rivadavia, Gesell y Pila pican en punta.

Los intendentes del interior bonaerense extreman medidas para evitar el contagio del coronavirus. Mientras esperan el pico de la enfermedad, que las autoridades nacionales sitúan a fines de abril y principios de mayo, salen a marcar la obligatoriedad del uso de barbijo y mascarillas, la clausura total de accesos y hasta toque de queda.

Muchas de esas medidas están fuera de sus competencias, pero todo vale en aras de cerrarle las puertas al virus. Razones para estar preocupados les sobran: por un lado, advierten que sus sistemas de salud no tienen capacidad para atender un brote de grandes proporciones, pero, por el otro, señalan que el promedio de edad de sus vecinos es alto, y que una gran proporción está dentro de los grupos de riesgo.

En Zárate, como informó este portal ayer, se implementó la obligatoriedad de usar barbijos. Se trata de una medida que genera controversia entre los especialistas. El Municipio aclaró que copia una medida sanitaria tomada por la República Checa que tiene el antecedente de Catamarca, en nuestro país, donde todavía no se reportaron contagios.

Le siguió los pasos Rivadavia, bien al noroeste de la Provincia. Allí, el intendente Javier Reynoso (Juntos por el Cambio), impulsó la obligatoriedad de la “Mascarilla Social Sanitaria” para circular por las calles. Se tata de barbijos que, según indicó, habrá unas mil unidades a disposición gratuitamente en las farmacias del distrito.

El Jefe Comunal dijo que el barbijo “es una barrera física para evitar el contagio” a otros, en referencia a los casos de contagiados y que son asintomáticos. “Nos va a permitir reducir ese contagio y mantener plana la curva”, amplió el jefe comunal, según publica Cuarto Político. No es la única medida: también dispuso la cuarentena obligatoria por 14 días para aquellos que arriben al distrito de otras localidades por fuera de la región.

En General La Madrid, al sur de Olavarría, en el centro de la Provincia, el intendente Martín Randazzo hizo lo mismo. Sólo que puso a disposición 6 mil mascarillas, que, como en Rivadavia, fueron confeccionadas solidariamente por personas del distrito.

Fuente Infocielo