Actualidad

Debate histórico: intendentes opinan sobre el aborto

Un tema ampliamente instalado en la comunidad disparó opiniones en todos los sentidos. Aquí opinan los alcaldes.

 

La votación en el Senado de la Nación, en la madrugada del jueves pasado, por 38 votos a 31 fue el final para un nuevo capítulo legislativo para el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, largamente discutido en los últimos años pero que recobró fuerte vigencia este año con movilizaciones de una y otra orilla y que demostró que el tema está instalado en la sociedad.

Como iniciativa parlamentaria no podrá volver a tratarse este año, y mientras el Gobierno analiza modificaciones en el Código Penal, este medio consultó a los jefes comunales de la región que dejaron su opinión sobre el tema:

Guillermo Pacheco de Pellegrini dijo: “No cambié nunca mi idea de fondo, pero sí a lo largo de este tiempo he cambiado la mirada. Yo estoy en contra de la legalización del aborto, por distintos motivos, pero también entiendo que debemos ver esta problemática de distinta manera, la salud pública tiene que tener otra respuesta en algunos casos, pero de todas maneras me parece también que la mujer tiene que ser la que más tiene que opinar en este tema con más derecho que nosotros para hablar”, indicó.

Su par de Salliqueló, Jorge Hernández, coincidió en la cuestión de fondo, de hecho respondió el llamado de este medio en una marcha en contra del aborto en una plaza de Salliqueló. “Yo apoyo las dos vidas, estoy en contra del aborto porque tengo una formación católica y porque hoy la legislación prevé la interrupción del embarazo por determinadas circunstancias y tengo miedo que se libere y se haga de manera incorrecta”.

En su municipio, siguió: “se hacen charlas sobre educación sexual, se concientiza y se hace prevención, además de que se entregan de manera gratuita anticonceptivos, hay una fuerte política en este tema” dijo.

Desde Guaminí, Néstor Alvarez pidió la realización “de un plebiscito”, es un tema “que está tan debatido en la sociedad que merece un plebiscito, no se puede discutir que la problemática existe y más allá de la votación en el Congreso está claro que los que piden por la legalización ganaron por lo que se logró debatir, más tarde o más temprano será ley” enfatizó.

Por su parte, el Jefe Comunal de Pehuajó, Pablo Zurro, se mostró, a pesar de su formación religiosa, a favor de la legalización de aborto: “Estoy de acuerdo con la ley aunque no salga favorable en el Senado, más allá de las cuestiones religiosas o de defender la vida, se vulnera las clases sociales más bajas que deben abortar de forma clandestina o ilegal en condiciones muy precarias y cuando alguien tiene dinero se lo puede hacer en una clínica tranquilamente”.

Resaltó que “no porque salga la ley del aborto legal va a haber más abortos, eso me parece una mentira”. Continuó diciendo que “mi posición siempre fue muy clara, estoy más allá de donde provengo y a pesar de que mi familia es muy cristiana, estoy de acuerdo con el aborto legal”.

Otro de los que opinó y que estuvo como uno de los protagonistas se manifestó la media sanción en Diputados, también en una maratónica sesión hace un tiempo, fue el diputado Nacional Sergio Buil, que consideró: “Los grandes cambios muchas veces tardan en llegar, pero llegan. Todos los que apoyamos el aborto legal, ya sea dentro del recinto o afuera, debemos estar contentos por haber dado la discusión de un tema que estuvo vedado durante muchos años. Gracias a este debate histórico ya no habrá más silencio. Cientos de miles de mujeres saben que no están solas frente a un flagelo que muchos quisieron ocultar y que otros tantos se negaron a discutir”, opinó.

Asimismo, indicó que “el aborto legal, seguro y gratuito podrá no ser ley, pero sin dudas sí lo será en el corto plazo. La democracia, que tanto debemos cuidar, también significa entender que el Congreso es el único lugar para dar esta discusión, que más temprano que tarde volverá al recinto”.

Y cerró sosteniendo que la forma en que se dio este debate, que sin dudas fue histórico, “debe ser una enseñanza que debemos replicar en otros tantos temas que atraviesan a nuestra sociedad, y que también requieren la participación y el involucramiento de millones de argentinos. De esa forma, creceremos como sociedad”.