Actualidad

El Consejo Escolar y una historia contemporánea plagada de renuncias

Ser consejero escolar de Trenque Lauquen y presidir ese cuerpo colegiado, es una de los trabajos de alto riesgo en el distrito, a juzgar por la cantidad de renuncias que se contabilizan en la historia contemporánea de ese organismo.

El reciente anuncio de la presidenta Cecilia Bassani de dejar su cargo motivada en una dolencia de salud, genera el disparador para recordar una historia reciente en el que la dimisión ha sido un denominador común. A saber:

En 2015, tras la asunción de Miguel Fernández en la Municipalidad se realizó la elección de autoridades en el Consejo Escolar. El 10 de diciembre de ese año asumió José Ferreyra y estuvo 10 días al frente del organismo, hasta que una incompatibilidad en sus funciones como personal de otro organismo público lo obligó a dimitir.

Asumió en su lugar Marta Escobar que protagonizó otro capítulo también que sobresale en la historia ya que fue destituida en mayo de 2016 por sus pares, y toma su lugar Julio Lambert que completó el mandato hasta el 10 de diciembre de 2017.

Todas esas idas y vueltas son sólo para el cargo de presidente. En realidad, mientras los presidentes se eyectaban del cargo, también hubo renuncias de otros consejeros en ese período 2015 al 2017. Renunció Mónica Gil y asumió Marta Brunelli que también renunció y asumió Cecilia Bassani, que ahora renuncia a la presidencia por cuestiones de salud según ella le contó a OESTE BA.

En ese período, uno de los más tramáticos para el Consejo, hay otro capítulo más. Tras la renuncia de Marta Brunelli, se abre la sucesión para los suplentes de la lista. Debía asumir Griselda Felice que no lo hizo porque ocupaba el cargo de Secretaria de Desarrollo Humano en la Municipalidad y en segundo lugar Marta Bathis que también se excusó por ser la directora de la Juventud, por lo que se recurrió al último eslabón de la lista de suplentes: Verónica Moreno, que también renunciaría tiempo después por razones personales. Sin suplentes el Consejo Escolar funcionó con un integrante menos hasta la renovación del 10 de diciembre de 2019.

Cada uno con sus causas: por salud, por diferencias políticas o cuestiones personales. Todas entendibles, pero que han marcado un llamativo correlato histórico muy reciente en el Consejo Escolar.