Actualidad

El impacto del coronavirus en los comercios locales: una recorrida por distintos sectores

Así como ocurre en otros países del mundo, el avance del coronavirus en la Argentina no sólo tendrá consecuencias sanitarias para la población, sino también económicas. Y como algunos rubros ven incrementadas y sobrepasadas sus ventas y capacidad de respuesta, otros se desploman y hasta generan cierres y no saben cómo harán frente a gastos de servicios y pago de salarios.

OESTE BA realizó una recorrida por empresas del rubro hotelería, gastronomía, supermecadistas y una concesionaria de auto que describieron las distintas realidades de cada uno de los sectores y expresaron su preocupación por el alcance de la pandemia y sus consecuencias.

Miguel Buscetti, de la empresa Supermercados del Colegio: “Ahora estamos tapados con mucho trabajo, en un cuello de botella. Desde el fin de semana y ante distintos anuncios la gente viene en mayor cantidad a nuestros salones, hay ventas que son más que lo normal pero tampoco hay una psicosis. Se venden más algunas cosas y comienza a haber faltantes, porque no se pueden reponer como el alcohol en gel. Tenemos muchos pedidos para entregar en domicilio, muchos de ellos son vecinos que están en cuarentena”.

Marta Sorrento, del Hotel Sorrento, contó que “mucha gente se está dando de baja, las empresas los obligan a volver y quedarse en la casa así que prácticamente no estamos trabajando, quedan muy pocas reservas de gente que tiene que venir sí o sí pero sólo por esta semana, después no sabemos qué va a pasar”.

La gente “con la que estamos ahora son clientes de siempre y por eso los recibimos, el fin de semana no tenemos reservas así que probablemente tengamos que cerrar las puertas. Tenemos que tomar conciencia que esto es muy grave tendremos todos que hacer un esfuerzo y quedarnos en casa y cuidarnos. Esto es realmente día a día, ayer nos notificaron sobre el restorán y que los desayunos deben llevarse a la habitación esto es día a día y depende de la conciencia de cada uno de nosotros”, concluyó.

Gustavo Mapelli, de la confitería Trezzo, respondió el llamado de OESTE BA. “Hoy estamos cerrados, ya veníamos de una semana de pocas ventas porque la gente ya había dejado salir. Ayer al mediodía nos notificaron de un decreto sobre gastronomía y organización de eventos que obliga al cierre hasta el 31 de marzo, entendemos que esto va para largo y superará ese tiempo. Hoy nos notificaron de la Municipalidad acerca de que podemos hacer delivery pero no tener gente en el local, nosotros no tenemos ese servicio”.

El empresario gastronómico agregó que “hoy tenemos el local cerrado y con un horizonte de apertura que veo muy lejano. Tenemos 10 empleados y será muy compleja la situación en el futuro. La idea es que todos nos quedemos en casa. Es un panorama desalentador pero habrá que poner lo que haya que poner para salir” dijo y respondió que esperan grandes pérdidas económicas por la pandemia.

Nicolás Grunale de la concesionaria Peugeot Lens: “El sector nuestro está complicado desde antes, venimos con una caída de patentamientos en el orden del 20 ó 30 por ciento mensual, pero en los  últimos 60 días hubo un rebote de la actividad; se hacían más consultas, más negocios y bueno a partir del lunes pasado con este tema del coronavirus se detuvo nuevamente las consultas, los negocios, todo. También se cayeron varios turnos del taller que estaban programados para hacer  reparaciones, todo se postergó hasta después del 31. Más aún se caen turnos de la post venta en un 30% por día, la última semana fue de terror y es algo que compartimos en las charlas con colegas” dijo.

Walter Lamaizón de Cabañas El Refugio, dijo: “Nos afecta mucho, hace tres días que estamos cerrados y directamente está bloqueado el ingreso porque no queremos recibir a nadie a pesar que hay gente que quiere alojarse. El tema es que el rubro nuestro hay muchas cosas que hay que pagar como gastos fijos servicios, salarios y demás, y no será fácil hacer frente a eso. Entendemos que la fecha del 31 de marzo será superada, y tenemos mucha incertidumbre”.