Actualidad

La diferencia para el cuarto concejal sería de unos 30 votos

La elección general sigue latente aún. Con los resultados sobre la mesa son muchos los temas que permanecen en el análisis, uno de ellos es lo escueto margen que estableció que el Frente Juntos por el Cambio se alzara con 5 concejales y no 6 como se especuló inicialmente, incluso hasta el intendente Fernández lo mencionó en una entrevista en vivo en Canal 12 pasada la hora 22.

Ese error, en el que incurrió Fernández, empujado por los datos que le dieron sus asesores, fue porque las cuentas terminaron siendo muy justas y sobre la medianoche el oficialismo salió a decir que la cuenta era 5 a 4.

Se sabe que la UCR tiene un aceitado mecanismo fiscalizador, que se denomina hacia adentro Junta Electoral, y que está virtualmente profesionalizado con el correr de los años. Según los telegramas de sus propios fiscales, el radicalismo repite en voz baja que los números no le dan y que serían unos 30 votos los que separan la sexta banca del oficialismo.

Fuentes de la UCR le dijeron a OESTE BA que no harán ningún pedido para rever nada, pero sí esperarán el recuento definitivo que empezó ayer para la elección en todo el país

¿Cómo se realiza el cálculo?

En la elección del 27 de octubre se registraron 28.580 votos válidos. Como se renuevan 9 concejales, se divide ese número por 9 y la cuenta da 3175.

Entonces se divide la cantidad de votos de JxC que fueron 17.404 por 3175 y el resultado es 5,48. Mientras que la misma cuenta pero por los votos del FdT que fueron 11.176 da como resultado 3,52. La 2 décimas a favor de la oposición inclina la banca a su favor. La historia hubiera cambiado si la lista de Miguel Fernández hubiera obtenido unos 30 votos más y la de Martín Sotullo 30 votos menos, la paridad hubiera favorecido al oficialismo.

Desde el peronismo, le indicaron a este medio que de acuerdo a sus números el número es 80 el que inclina la balanza.

No es la primera vez que una banca en Trenque Lauquen se resuelve por un coeficiente tan escaso. Hace varios años, en 1997, también durante una elección ganada por el radicalismo finalmente la banca fue para el justicialismo –como ahora- por un puñado de votos y la ocupó la recordada Olga García.