Actualidad

La revista provincial La Tecla publicó la Contribución Extraordinaria votada aquí

A más de 90 días de haberse anunciado el impuesto a las grandes fortunas en el Congreso de la Nación, todavía no hay novedades. Vale recordar que, la medida que puso sobre el tablero el jefe de bloque de Todos y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, ni siquiera ingresó en tratamiento como un borrador, escribió la revista La Tecla.

En ese sentido, desde el interior bonaerense marcaron diferencia con el nulo tratamiento que recibió el impuesto a la riqueza en la órbita nacional. Así, Trenque Lauquen se sumó a Tres de Febrero, Hurlingham, Lanús y Castelli como distrito con una tasa especial para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID-19.

Es que, el Concejo Deliberante de Trenque Lauquen votó por mayoría el proyecto presentado por ediles del Frente de Todos, para establecer un gravamen extraordinario a grandes contribuyentes para crear un Fondo de Emergencia Sanitaria en el marco de la pandemia. La iniciativa contó con el apoyo del bloque que la impulsó y el representante de GEN. Juntos por el Cambio, se opuso” señaló la revista con errores. No existe el bloque del GEN y JXC en Trenque Lauquen le dio los 8 votos afirmativos a la medida, más aún el intendente lo agradeció públicamente.

Sigue la nota de la revista: «El objeto del mismo es que aporten por única vez en tres cuotas (agosto, octubre y diciembre) aquellos sectores que se vieron beneficiados durante la crisis sanitaria. Estos fondos serán destinados a la compra de insumos y equipamiento de Salud para la ciudad, sin afectar al resto de los contribuyentes que están atravesando una situación crítica desde lo social y económico», explicó la concejal Mónica Estévez, al momento de presentar el proyecto.

Según el proyecto, estarán alcanzados por el impuesto bancos privados, entidades financieras y similares; supermercados cuya superficie habilitada supere los 150 metros cuadrados; distribuidoras mayoristas de alimentos; industrias de más de 100 empleados; los titulares de dominio, usufructuarios, poseedores a título de dueño, condóminos y  las sociedades, que posean 5 o más inmuebles (quedan exceptuadas las entidades sin fines de lucro) y las empresas prestadoras de servicios de telefonía y/o internet y/o cable que resulten alcanzadas por el derecho de ocupación de espacio público.

La iniciativa establece además que «aquel contribuyente que exprese en forma fehaciente su voluntad de no abonar la contribución por causa justificada, será eximido luego de la evaluación pertinente» y el importe «quedara determinado por las Unidades de Medida impositiva (UMI) establecidos en la Ordenanza Impositiva».

Desde el oficialismo se opusieron a la medida. El concejal Claudio Figal adujo que «en la situación por la cual se está atravesando no se necesitan mayores aumentos de impuestos, tasas o contribuciones», y justificaron la decisión a no haber recibido del Ejecutivo ninguna manifestación de necesidad de esos fondos”, escribió repitiendo algunos errores situando a Figal como líder del oficialismo, algo que hoy parece muy lejano.