Actualidad

Ninguno de los distritos de la región pidió plata para pagar los sueldos de marzo

Una publicación de la Revista La Tecla detalla cuáles fueron los municipios que hicieron sonar el teléfono de la Gobernación Provincial para poder pagar los sueldos estos días, y destaca el buen cumplimiento de todos los municipios de nuestra región que pagaron ya los salarios.

Esta es la publicación de La Tecla: los distritos de la provincia de Buenos Aires viven una dura realidad, al igual que toda la administración pública. Es que, la crisis sanitaria producto de la pandemia del virus Covid-19 se sumó a la realidad financiera de emergencia y acabó por ser un combo negro que pende como Espada de Damocles sobre las comunas. Así, la importante caída en la recaudación amenaza las arcas municipales y cumplir con los salarios se vuelve una nueva dificultad.

Claro está, muchos de los 135 distritos del territorio bonaerense ya presentaban antecedentes negativos en sus cuentas respecto al pago de proveedores. De esa manera, la reasignación de recursos para fortalecer los sistemas sanitarios locales agravaron la situación de mora y los ubicó en la delgada línea entre pagar y no hacerlo.

Con dicho panorama, la administración de Axel Kicillof lanzó un salvavidas a los jefes comunales que más problemas presentan. Sin embargo, la ayuda fue discriminada justamente por la necesidad de cumplir con la masa salarial de cada terruño.

“De los tres mil millones que dispuso la Provincia, Kicillof tuvo la decisión de hacer una discriminación objetiva y lo repartió entre los distritos que pidieron ayuda para pagar sueldos. Por eso hubo algunos que no recibieron nada”, comentó a LaTecla.info uno de los intendentes de la oposición, que va por su segundo mandato y solicitó un salvavida económico.

De esa manera, la misma fuente comentó: “Todos vamos a llegar a pagar los sueldos porque tuvimos el aporte de Provincia”. Y detalló: “Algunos se enojaron y saltaron como en la escuela diciendo ´yo hago las cosas bien y no me dan nada´, pero nosotros sin el aporte no podíamos pagar, no es capricho”. En ese marco, desde el seno del conurbano opositor remarcan: “Lo que estamos pidiendo es lo necesario para compensar la baja de la coparticipación y de las tasas municipales en medio de la pandemia, por el cierre de actividades o caída de actividad económica. A su vez pedimos que sea clara y transparente la metodología de asignación y reparto”.

Así, con la mayor masa salarial garantizada, los jefes comunales coinciden que lo peor está por venir y ahí el número de comunas que necesitarán recursos extras serán mayores. Por caso, La Plata, que tiene abril garantizado, estima que para cumplir con el mes de mayo necesitarán aportes de Provincia. Dicha posición no distingue signos políticos y los alcaldes remarcan que será un mes clave. “No es este mes el complicado, si no los venideros. Mayo sobre todo, porque ya venimos con toda la baja de parte de marzo y abril, eso hace que arranquemos abajo en el próximo mes”, explicó el alcalde peronista de Carlos Casares, Walter Torchio.

En ese sentido, este último martes comenzaron las negociaciones con el Gobernador para adelantarse a la próxima crisis en las arcas municipales. Incluso, antes que la mesa de intendentes de Juntos por el Cambio se vea mano a mano con Kicillof, un sector de alcaldes radicales se reunió con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro para solicitar mayor acompañamiento.

Según pudo saber este medio, tras conversar con el funcionario nacional, la mesa de intendentes de JxC comenzó a fraccionarse en dos sectores. En definitiva, la mayoría de la pata radical evalúa modificar la postura y dar paso a una “oposición responsable” que trabaje a la par de Nación y Provincia por los próximos meses. De esa manera, se disanciarían del reclamo por recursos extras que realizaron comunas con suficiencia económica para pagar salarios.

Como no podía ser de otra manera, la crisis financiera en las comunas no esquiva a la rosca política y la cintura de los intendentes pasa a ser una pieza fundamental para garantizar el desembarco de recursos extraordinarios.

Luego de detallar una treintena de municipios que pidieron plata, destaca aquellos que no la solicitaron y así se refiere a los municipios de nuestra región:

Trenque Lauquen: Miguel Fernández no solicitó asistencia extra al gobierno nacional.

General Villegas: A pesar de las conversaciones con los sindicatos, Eduardo Campana, no pidió ayuda a Provincia.

Rivadavia: Javier Reynoso utilizó fondos propios.

Pehuajó: El kirchnerista Pablo Zurro completó el pago sin inconvenientes.

Daireaux: Alejandro Acerbo fue uno de los primeros en cumplir con el pago de abril.

Guaminí: El peronista José Nobre Ferreira no recibió ayuda externa de la Provincia.

Salliqueló: El vecinalista Juan Nosetti no hizo uso de aportes extras.

Tres Lomas: Roberto Alvarez es uno de los históricos que usó recursos propios.

Pellegrini: pagó sin problemas.