Actualidad

Orlando Moro: “Las crisis son oportunidades y saldremos mejores de esta situación”

Orlando Moro, uno de los músicos más exquisitos de nuestra región atiende el teléfono desde Tres Lomas, su lugar de residencia desde hace unos años. Allí cumple con el aislamiento social, en un búnker de lujo: un pequeño reducto en su casa donde se respira música y el paisaje lo componen decenas de botones, cables y parlamentes que lucen impecables, se nota es un tipo meticuloso y cuidadoso con sus herramientas de trabajo.

También, claro, de pie se encuentra su bajo de 5 cuerdas, de una marca alemana. Una vez me contó la historia que lo adquirió en la época de 1 dólar igual 1 peso, y que lo siente tan suyo casi como una extensión de su mano derecha.

Esa es “su prisión” en la cuarentena, donde pasa gran parte del día. Desde las paredes lo miran Atahualpa Yupanqui, Gustavo Ceratti, Chet Baker y Luis Alberto Spinetta. Son los cuadros colgados y los que –dice- “me vigilan para que haga la menor cantidad de macanas posibles”.

Moro es un músico todo terreno. Hace 40 años que gira en el ambiente y en los últimos años se lo vio en proyectos de distintos géneros como folclore, blues y jazz, y siempre dispuesto a dar una mano y “acompañar a alguien”. Además es profesor de música en Trenque Lauquen, Guaminí y distintos sitios pero, sobre todo, es un enfermo fanático de Spinetta y 1 de cada 2 posteos en sus redes sociales recuerdan alguna frase, algún acorde o foto al genial músico argentino fallecido en los últimos años.

También desde sus redes responde consultas y comentarios musicales. Lo pueden encontrar en Twitter @morojazz; Instagram @ormorobass y Facebook Orlando Moro. Desde Tres Lomas, habla con OESTE BA sobre la cuarentena, el coronavirus, la música y la vida.

– Como spinetteano de ley, qué frase del Flaco definiría este momento?

-«Cuidá al que tenés al lado. Es tu amigo, puede ser tu hermano, tu novia, lo que sea, pero cuidá. Cuidá la vida”, Spinetta textual.

– ¿Cómo pasás la cuarentena, que habitualmente sos muy inquieto, tocando y viajando todo el tiempo. Cómo hacés para estar encerrado?

-Esa fue quizás la primera lección para aprender porque de tocar todos los fines de semana, dando clases 4 días a la semana, intercambiar todo el tiempo, hacer ensayos y demás, y de golpe estaba en casa. Fue una lección para aprender y las crisis son oportunidades así que hay que tomarlo como tal. Hay que tomar esta oportunidad y salir mejores de esto que nos está pasando.

– ¿Es este un buen momento para la inspiración, la creación de los músicos?

-Soy un músico sesionista, trabajo con la guitarra o el bajo, e interactúo en proyectos grupales o acompañando a cantantes solistas, para mí la inspiración se transforma en voluntad de aprendizaje, de estudiar y armarse de nuevas herramientas y aprender sobre nuevas tecnologías.

Claro que los que son compositores, los tiempos adversos son absolutamente importantes para ellos. Así que pintores, escritores, dramaturgos, etc.  hoy deben estar aprovechando esta sustancia para contar esta época.

– ¿Qué opinión tenés de los músicos que hacen recitales en vivo en las redes para mitigar la cuarentena. Pensaste en hacerlo vos?

-Agradezco a todos los que realizan transmisiones gratuitas desde las plataformas virtuales, a todos me refiero, a cortos teatrales, pintores, etc.

No lo hago porque soy un músico entrenado en proyectos grupales y para acompañar, no soy cantante ni concertista, pero estoy agradecido a todos los que lo hacen.

– Qué otras cosas hacés: ¿Netflix, lectura, escuchar música? De lo que estás haciendo, qué nos recomendás?

-Mis rutinas son de estudiar música. Por su puesto que Netflix con series cortas, y cine argentino porque soy muy fanático. No soy de escuchar mucha música, sino de tocar mucho. Claro que también tengo tiempo para la lectura.

– De tus posteos en las redes leí que sólo le dedicabas media hora por día a lectura de medios porque los considerás nocivos en este tiempo de Covid-19. Me pareció extraño viniendo de alguien que también es periodista. ¿por qué lo decís?

-Por mi salud, lo mejor es tener poca información, no miro más de 30 minutos por día de noticiero, replico sólo información oficial, respaldo todas las medidas del Estado nacional, provincial y municipal.

Nosotros tenemos que hacer pocas cosas, que es quedarnos en casa, no replicar información que no sirve y generan cosas innecesarias. No son nocivos los medios, sino la repetición de 24 horas de lo que ya sabemos, y ver un listado de muertos y enfermos. En este momento por mi salud emocional es mejor restringir casi al mínimo la información que consumo.

 – ¿En esa media hora vas a leer esta entrevista?

(ríe) Sí seguro que la leeré más de una vez.