Actualidad

Oscar Moreira y un desafío viral que nos trae lo mejor de nuestra música

La cuarentena trajo consigo los retos, los desafíos virales o challenger, como se dice ahora. Hay de todo tipo, pero uno muy especial tiene lugar en Trenque Lauquen y de la mano de Oscar Moreira, un músico virtuoso que además es un gran protagonista en redes sociales, algo así como un influencer, dirían los jóvenes. Pero volviendo, al tema, su desafío viral es enviarle pistas a cantantes locales que graban desde sus domicilios y lo comparten en las redes.

Los que rompieron el hielo fueron Pablo Mingoya y Fredy Angulo, un músico todo terreno, que aceptó el reto de cantar una canción de Aleman Grup. Le siguió Majo Castro y ahora desafío a César Dominici y a los hermanos Azpiroz (Jorge y Miguel) para cantar una versión del clásico de Sobrecarga Acción y Reacción.

Desde su casa, donde cumple el aislamiento social, Moreira atendió el teléfono para hablar con OESTE BA sobre el desafío viral pero también habló de la música y cómo nos vendría en este momento la compañía de musical.

– ¿Cómo surgió el desafío viral y cuál fue la respuesta de los músicos a los que convocaste?

-Fue muy aleatorio, surgen algunas bases y así comenzó. En algunos casos de hice canciones para un estilo que no le corresponde al cantante, también habrá para guitarristas y bajistas, tenemos tiempo hoy y las ideas surgen en cualquier momento del día. Es una necesidad fisiológica componer y hacer música.

-¿A quiénes les enviaste y qué canciones fueron. Y cuál será el próximo y con qué canción?

Le envié algo a Pablo Mingoya que captó el sonido y la sensación, hizo algo muy bien. Le siguió Fredy a quien le envié una base más tanguera que quedó genial. Es maravilloso que todos se hayan prendido. No todos tienen los elementos para grabar en el lugar donde están cumpliendo la cuarentena. Hay grandes músicos para enviarles el desafío. Veremos quién es el próximo.

– ¿Crees que los músicos pueden hacer un aporte en este momento para los vecinos que cumplen la cuarentena, como Fito Páez por ejemplo que cantó en vivo por Instagram?

No vi ese concierto, sé que él y Divididos hicieron algo. En este momento tenemos que transmitir  energía, yo creo en esas cosas y compartir estas cosas termina en cosas buenas generalmente. Es posible que podamos transmitirnos esa energía para sentirnos todos un poco mejor.

– ¿Cómo hombre de la música crees que este momento nos toca enfrentar es un buen momento para acercarse a la música?, indagar nuevos estilos, conocer distintos artistas. ¿Qué tips le darías a la gente?

-Nos toca enfrentar un momento de mierda a todos. A todos nos perjudica, es difícil para todos. Tengo dos hijas adolescentes en casa y es difícil para los más jóvenes. Pero de a poco van tomando la guitarra y haciendo cosas que habían dejado, las familias ahora se están acompañando más, se están sintiendo todos más cerca.  

A veces las cosas malas tienen que suceder para que vengan las buenas y lo mejor esto es un cambio fenomenal para las cabecitas de todos y hay que buscarle el lado bueno a todo esto. En esta estamos todos en el mismo barco.

Estoy seguro que es buen momento para acercarse a la música, es algo maravilloso, si no tuviera música me muero, yo aprendo mucho indagando conociendo artistas y estilos.

Con respecto a los tips que le daría a la gente que escriban, que lean y que toquen un instrumento.

– Cómo planificas las clases con tus alumnos? Envías videos, hacen teleconferencias?

Es bastante difícil pero en algunos casos hacemos videos, llamadas, se envían ejercicios. No es lo mismo, claro, la clase personal es muy interesante para conocer a las personas no sólo la música. Tratamos de mantener el contacto con la tecnología y como se puede.

– Como profesor de música, este ¿es un momento oportuno para que aquellos que consideren como deuda pendiente aprender a tocar algún instrumento lo hagan? A través de plataformas virtuales o siguiendo clases virtuales?

-Siempre es un momento oportuno. Es un buen momento para pensar, qué pasaría si se cayeran todas las redes sociales, hoy tenemos muchas distracciones, tenemos que pensar más en nosotros. Hay tanto exceso de información que al final no tenés nada. Esto nos va a servir para replantearnos y querernos más. Todo eso también es música.