Actualidad

Pacheco y Reynoso, en un acto con Macri y Vidal por obras hídricas

Los Intendentes Municipales de Rivadavia, Javier Reynoso, y Pellegrini, Guillermo Pacheco, participaron hoy del acto que encabezó el presidente Mauricio Macri y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en el que supervisaron una serie de obras hidráulicas que se realizan sobre el río Salado, destinadas a reducir el impacto de las inundaciones y mejorar la calidad de vida de casi 1.5 millones de bonaerenses.

El Presidente destacó que iniciativas como la del Plan Maestro del Río Salado significan generar “trabajo y progreso para muchísimos argentinos” y las bases “para construir ese país que todos queremos”.

Aseguró además que la obra hídrica “reincorporará más de un millón de hectáreas a la producción” y llevará alivio en forma directa a 200 mil vecinos “que no van a volver a sufrir cuando ven que se larga a llover”.

Vidal calificó al emprendimiento como «la obra hidráulica más importante de la provincia de Buenos Aires, porque va a significar un antes y un después: para miles de bonaerenses, va a significar no tener el agua dentro de sus casas inundación tras inundación, como ocurrió en las últimas décadas», y posibilitará además «recuperar más de un millón de hectáreas productivas».

«Esta no es sólo una herramienta para prevenir inundaciones, sino también para trabajar frente a la sequía, como la del año pasado. Debió haber estado terminada en el 2011, y si hubiera estado terminada, la Provincia no habría atravesado tantas inundaciones, no habría perdido todo lo que perdió y habría tenido una herramienta contra la sequía», aseveró.

La iniciativa, impulsada de manera conjunto por el gobierno provincial y la Nación, actualmente atraviesa su cuarta etapa, destinada a adecuar, ensanchar y profundizar el cauce del río Salado para permitir un mejor escurrimiento del agua.

Esta obra constituye el mayor impulso para la prevención de inundaciones que se está realizando actualmente en todo el país, y se extiende a lo largo de 220 kilómetros, desde el partido de General Belgrano al de Bragado.

El Intendente Pacheco destacó en un comunicado publicado en la cuenta de Facebook del Municipio, que los vecinos del oeste bonaerense están entre los muchos que se verán beneficiados por las obras de la Cuenca del Salado, que además favorecerán también a cordobeses y santafesinos, y valoró “el esfuerzo que se está haciendo en esta etapa de no inundaciones para avanzar decididamente en la solución de un problema histórico”.