Actualidad

Pellegrini cierra el año con la entrega de 49 viviendas

El Mandatario no quiere hablar de reelección ni nada que lo distraiga, dice, de la gestión municipal.

 

Guillermo Pacheco parece un hombre ordenado, al menos su escritorio de trabajo habla por él. Una notebook, que cierra rápido para poder charlar, un cuaderno de espiral con anotaciones rápidas y algunas líneas subrayadas en amarillo, más un paquete de cigarrillos ocupan la superficie del mueble. Al vicio, dice, no lo puede tener a raya. Desde las paredes lo mira la Gobernadora Vidal y el Vicegobernador Salvador, el único cuadro a la vista; junto a la bandera pellegrinense y un plasma de 24 pulgadas que reproduce un noticiero nacional.

Para llegar a su despacho hay que recorrer todo el hall de ingreso del Palacio Municipal que construyó el genial Francisco Salamone. Es un sitio fresco, con la sombra de la tarde. Afuera hay quietud; es la hora de la siesta para ciudad, pero adentro la Municipalidad se mueve. Pacheco trabaja junto a dos colaboradores cuando el edificio está casi vacío. Se le reconoce un todo terreno de tiempo completo y obsesivo con lo que se propone.

También se dice que no le gusta mucho hablar, aunque cuando el grabador se enciende lo hace largo y tendido. “No me gusta decir lo obvio y entonces a veces las cosas no se hacen” enfatiza antes de comenzar apuntando a las tareas en el gobierno.

Tiene 47 años y es de la generación nueva en la política. Asumió el 10 de diciembre de 2015 como Intendente de Pellegrini.  “Estos son los últimos 500 días de la gestión, y cuando comenzamos nos propusimos algunos objetivos y es lo que queremos terminar de concretar”, dice en el comienzo. ¿Piensa en la reelección Pachecho?: “Hoy no pienso en eso, tengo que evaluar cómo estoy yo, con mi familia y con los vecinos a principios del próximo año, por el momento no tengo definiciones, mis energías están puestas en la gestión”.

-¿Cuál es la obra prioritaria para cerrar el año?

-Estamos en la ejecución de 49 viviendas en todo el distrito, a través de 4 convenios con el IV, ya entregamos 12 en De Bary, nos quedan 11 en Bocayuva y 26 en la ciudad cabecera, esta es la meta para fines de año. Veníamos con una ejecución lenta y nos propusimos que para fines de año tenían que estar todas listas.

Esto nos permite disminuir el déficit habitacional del distrito, y reprogramamos el trabajo del área de Obras Públicas.

-Inflación, recesión, recortes, paritarias un cóctel amplio de fin de año para los Municipios.

-Hemos tenido los recaudos suficientes en todo momento y sobre todo en el último tiempo para evitar sobresaltos en temas económicos, nosotros comenzamos a ver que la inflación sería superior a la estimada y que el presupuesto iba a sufrir modificaciones. En cuanto a lo salarial hemos generado un acuerdo con el personal. En líneas generales estamos sólidos, Nación y Provincia ha cumplido siempre bien con Pellegrini.

El norte que nos pide el Presidente y la Gobernadora de trabajar en obra pública, seguridad, educación y salud, tratar que los vecinos vivan todos los días un poco mejor, creemos que estamos entrando en una nueva etapa y habrá un escenario más confiable, seguro y previsible.

-¿Qué balance hace del nucleamiento Oeste Arriba?

-Es una experiencia muy interesante, nos sentamos en una mesa de pares para analizar gestión y políticas públicas más allá de lo político partidario, tenemos un buen ambiente de trabajo y un hecho ya concreto es el trabajo de los residuos patogénicos que nos dará un salto de calidad y será una iniciativa novedosa en todo el país que permite atender un problema tan importante con acuerdo regional.

En este espacio no hay egoísmos, la intención es cambiarle la situación a la gente todos los días.