Actualidad

Psicóloga Bibiana García: “Hay incertidumbre, desorientación porque hubo una ruptura en la vida cotidiana”

La psicóloga Bibiana García atendió el llamado de OESTE BA para hablar sobre este tiempo de aislamiento y familia. Dijo que no es necesario emitir “tips” acerca de cómo sobrellevalor en familia y remarcó que “es tiempo de tolerancia, de firmeza, de espera, de reflexión”.

-¿Existen tips para superar esta emergencia inédita en familia, en casa?

-Hay profesionales que dan tips para distribuir el tiempo, porque interpretan que la gente los necesita (y por ahí hay personas muy estructuradas que requieren que se les programe el día a día), como si quedaran ante esto desorientados.  Y es que hay incertidumbre, desorientación porque hubo una ruptura en la vida cotidiana de todos.

Salvo excepciones donde haya personas que la angustia o la ansiedad se les torne inmanejable, a mi entender se requiere que cada familia interprete y respete el planteo realizado por las autoridades sanitarias. Hay una creencia (y omnipotencia)  que es imposible que a uno le toque, pero o se entiende o la ley recae sobre los que transgreden. Luego está el tema emocional, es decir, qué se hace con uno mismo frente a la realidad de un encierro (lockdown in the worldwide, “encierro en el mundo”). Hay una vuelta al encuentro de la familia, una reorganización, un reconocerse en sus hábitos, necesidades y gustos, y un respetarse en esto. Una vuelta a la palabra, al diálogo y al respeto por el silencio. Y eso se puede organizar, decir. Creo que como dicen muchos filósofos, es una fractura del capitalismo, del consumismo compulsivo, de andar por la vida para todo sin detenerse para nada.

Un replanteo acerca de la vida y el tema de la muerte. Y un tiempo de introspección. Digo: un tiempo en que en esto no hay superioridades, jerarquías, dinero que salve.

-Como seres sociales, la interacción y el intercambio nos complementan. ¿Cómo hacemos para prescindir de ello en este tiempo?

-En este sentido el intercambio existe entre los convivientes, se tendrán que redescubrir. Y en relación a lo social es necesario abstenerse, sólo el intercambio es de espera, telefónico o cibernético, hasta tanto se controle la multiplicación viral. Genera temores y probablemente un nuevo modo de vincularse, con distancia física. Considero que ese tema será transitorio, pero no por ello dejará interrogantes.

-Aunque vivamos en familia, sea como sea su conformación, también queremos tener nuestro tiempo a solas. Para escuchar música, leer, realizar un hobby, etc. ¿Cómo se obtienen esos tiempos personales en el aislamiento? ¿Y es necesario sostenerlos?

-Se obtienen esos tiempos adecuando los espacios y organizándolos. Por el momento los espacios son más reducidos seguramente, pero hay que pensar en las guerras que vivió la humanidad y viven muchos seres humanos hoy día, pensar cada uno como re adecuarse.

Es tiempo de tolerancia, de firmeza, de espera, de reflexión aunque las personas sean niños, donde hay un límite cierto que es el riesgo de la vida. La palabra llenará esos espacios de incertidumbre, tal como cada uno pueda soltarla. No se necesita “saber” para  expresar los miedos, las valoraciones afectivas, los tiempos, las necesidades,  etc.