Actualidad

Quieren declarar la emergencia del agua, pero ya fue declarada en 2015

Un Proyecto de Ordenanza presentado por el bloque Cambiemos+ en la última sesión del Concejo Deliberante, tendiente a declarar en emergencia el servicio de agua potable por el término de 12 meses -fue remitido a la Comisión de Hacienda para su análisis- disparó un intercambio de posturas entre las bancadas en torno a la antigüedad de la infraestructura, las inversiones que ha realizado el municipio en las últimas tres décadas para mejorar y mantener la provisión de agua corriente, coincidiendo todos en remarcar que fueron insuficientes si se toma como referencia el acelerado crecimiento poblacional de la ciudad, y mencionando normativas sancionadas en el HCD durante los últimos años tendientes a resguardar el recurso, por ejemplo, cuando se estableció el doble circuito de agua para todas las nuevas viviendas.

El presidente del bloque autor del Proyecto, el concejal Ricardo Paso, explicó en el recinto que el objetivo de la declaración en emergencia del servicio de agua potable permitirá enmarcar la problemática como una Política de Estado y al mismo tiempo, pensar en alternativas para mantener y mejorar el servicio a largo plazo, involucrando a todos los sectores.

La pregunta es si el instrumento administrativo es la solución porque ya tiene un precedente y es durante esta gestión municipal. Fue la primera medida que tomó Miguel Fernández como intendente.

“La Municipalidad de Trenque Lauquen decretó hoy la emergencia de provisión de agua potable para poner en marcha un plan de acciones ante la contingencia generada por el incremento en la temperatura y las dificultades en la extracción de agua en la ciudad” informó el municipio el 28 de diciembre de 2015, sólo 18 días después de la asunción del médico.

“El decreto 1876/15 que declara la emergencia, permite reasignar personal, delimitar vacaciones, otorgar horas extras y reasignar partidas presupuestarias para atender la coyuntura. Fernández contó que de los 86 pozos de extracción de agua sólo funcionan 53. Del resto, 12 tenían las bombas en reparación que serán puestas a funcionar en las próximas horas y las otras perforaciones se les practicarán las tareas de mantenimiento y análisis de calidad de agua.

Entre otras medidas se adoptará un programa de recambio de medidores domiciliarios. Se detectó que 1800 de ellos no funcionan y que 200 viviendas no cuentan con los mismos. Además se decidió suspender el servicio de agua a la industria láctea La Serenísima, uno de los grandes consumidores de agua, donde además se reveló que hace 8 meses no funciona su medidor.

El Intendente anunció que se va a rever la tarifa por el servicio porque es muy beneficiaria y hace que existan abusos con llenado de piletas y riego, y que se pondrá en marcha una campaña de concientización sobre el uso de un recurso escaso.

También se llamará a concurso para contar con el asesoramiento de un hidrogeólogo y en plazo de 3 meses se va a digitalizar la red de agua” se informó ese día.