Actualidad

Rodecker: “Después de la pandemia el enfoque deberá ser pedagógico y de contención social”

OESTE BA inicia hoy un ciclo de debate y aportes sobre la educación que viene, la que nos dejará la pandemia la cuarentena. Para ello, hemos convocado a hacer su aporte a referentes de la educación de Trenque Lauquen y la región.

En esta nota el consejero escolar Mauricio Rodecker aborda la situación actual de las escuelas y el día después, en el que advierte habrá consecuencias sociales y alimentarias que deberán atenderse.

Este es su texto:

La pandemia se encargó de trasladar las escuelas a los hogares haciendo visibles las maneras de enseñar del sistema educativo. 

En este sentido, no con un docente frente a alumnos en un solo espacio físico, sino con herramientas diferentes como las redes sociales, emisiones en vivo desde algunas plataformas que muchos descubrimos o cuadernillos en formato papel, el sistema educativo tuvo como objetivo dar continuidad pedagógica a la totalidad de la población educativa. Allí puso al descubierto sus fortalezas y debilidades de un esquema que indudablemente no será el mismo. Pero algo quedó demostrado; la escuela es irremplazable, los docentes son irremplazables, la estructura escolar es irremplazable.

Estimo que la concepción de la escuela tradicional no será igual. La escuela no será la misma. Seguramente con menos estudiantes, con protocolos estrictos, quizás con un sistema mixto entre lo presencial y no presencial, con docentes planificando en otro sentido. Porque no, con contenidos digitales, bibliotecas digitales, plataformas gratuitas. Demás está decir, para todo ello debe existir un Estado cerca de los chicos, las familias y los docentes. Un Estado que garantice la conectividad para reducir la brecha digital existente.

En otro orden de cosas, se estima que la pandemia nos dejará una brecha social a la que debemos prestarle atención. UNICEF Argentina proyecta para fin de año que casi 6 de cada 10 niños, niñas y adolescente serían pobres. Este contexto es sumamente importe que si bien no es pedagógico influirá sustancialmente en los procesos de aprendizajes.

Hoy la realidad nos indica que las necesidades alimentarias de nuestros estudiantes y por ende de las familias van en aumento. Para ser más concreto, durante el mes de abril desde el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, a través del Consejo Escolar se asistieron a más de 1300 niños, niñas y adolescentes. En mayo la cifra ascendió a 1704 y la primera quincena de junio fueron 1921. Sin dudas, es una alerta, la situación es preocupante quincena a quincena, más familias de niños, niñas y adolescentes en edad escolar solicitan el bolsón de alimentos a la institución educativa. Me atrevería a decir que transcurrido el aislamiento algunas instituciones educativas urbanas y rurales tendrán un enorme desafío. La realidad nos marca que existen escuelas donde más del 50% de la matrícula está siendo asistida y que antes sólo prestaban un servicio simple de desayuno / merienda. O Escuelas rurales donde la totalidad de la matricula solicita asistencia. La situación es preocupante, la tarea pos pandemia deberá poner el foco no sólo en lo técnico pedagógico sino también en la contención social y alimentaria.