Actualidad

Salliqueló: la Dirección de Salud aconseja cómo evitar el golpe de calor

Evitar el sol directo, tomar agua confiable y consumir frutas y verduras, son las principales acciones para protegerse de los efectos de las altas temperaturas.

Las condiciones climáticas como las altas temperaturas y la radiación solar, pueden afectar la salud, en especial la de los niños y personas mayores de 65 años, por lo cual, la Dirección de Salud difunde recomendaciones para evitar golpes de calor, especialmente para los bebés, niños pequeños, mayores de 65, personas con enfermedades crónicas, y quienes trabajan o hacen ejercicios en ambientes calurosos.

El golpe de calor se produce por la pérdida de agua y sales esenciales que el cuerpo humano necesita para el buen funcionamiento.

Las señales varían, pero pueden incluir una temperatura corporal extremadamente elevada (superior a 39 °C), piel enrojecida, caliente y seca, pulso rápido y fuerte, dolor de cabeza palpitante, mareos, náuseas, confusión y pérdida de conocimiento, sed intensa, sensación de calor sofocante, dolor de estómago y falta de apetito.

En los bebés, también puede observarse la piel irritada por la transpiración en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y en la zona del pañal, irritabilidad y llanto.

Para prevenir el golpe de calor, es necesario ofrecer frecuentemente a los adultos mayores y a los niños, líquido (agua o jugos naturales) aún si no se tiene sed, y a los lactantes, el pecho con más frecuencia de la habitual.

Es importante no proporcionar bebidas muy azucaradas o muy frías, ni comidas calientes y pesadas, así como también incorporar mayor cantidad de sal de lo habitual, bañarlos o mojarlos con frecuencia, evitar juegos o actividad física, seleccionar lugares frescos y ventilados, vestirlos con ropa amplia, liviana, de algodón y de color claro.

Por último, se recomienda no tomar bebidas alcohólicas, evitar esfuerzos físico intensos, seleccionar lugares frescos para descansar y sentarse o recostarse cuando se registren mareos.

Además, la Dirección de Salud sugiere que tanto niños como adultos mayores, eviten exponerse al sol, especialmente entre las 10 y las 16 h.