Actualidad

Salones de fiestas y organizadores de eventos: parados y sin certezas sobre el futuro

Eventos Play nació con un equipo de música y sonido hace 18 años. Como una figura que se arma con encastres fueron sumando nuevos servicios con esfuerzo, dedicación y empeño. Creció la empresa familiar y los integrantes de la familia y todos giran en la órbita del emprendimiento, padres e hijos se encargan de la organización de eventos, animación, juegos inflables infantiles, salón de fiestas y una catarata de anexos que conforman una gran estructura a la que la pandemia del Covid 19 le  aplicó el freno de mano de manera repentina y paralizó todo.

Hoy, a dos meses del DNU que decretó la cuarentena, buscan reprogramar todas las fechas ya otorgadas pero no saben para cuándo. Mientras tanto, enfrentan pago de salarios, alquileres, seguros, impuestos y servicios. Una mochila muy pesada para acarrear sin la generación de ingresos.

El caso de Eventos Play no es el único. El sector de salones de fiestas y organizadores de eventos está golpeado, herido gravemente y con pronóstico reservado porque los más optimistas hablan de un regreso a las fiestas en el último trimestre del año. Demasiado tiempo para vivir sin poder trabajar. OESTE BA habló sobre el tema con dos empresarias locales Laura Pirog de Eventos Play, y Roxana Campo de Roxana Eventos.

“Dentro de Eventos Play tenemos técnica para eventos, como sonido e iluminación, organizamos cumpleaños de 15, bodas, aniversarios y tenemos el salón infantil que se llama Play House, además del alquiler de juegos inflables. Hoy todo está parado”, dice del otro lado del teléfono Laura Pirog.

“Marzo es el inicio de la temporada alta en el salón infantil porque las fiestas en esta etapa se reducen a salones por la inestabilidad en el clima, así que fue un golpe durísimo”. Desde la empresa prepararon un protocolo para poder cumplir con las fechas otorgadas a cumpleaños de chicos y esperan su aprobación. Mientras tanto, hace una semana los habilitaron para trasladar los juegos inflables que alquilan a domicilio.

“Veníamos de un año con grandes expectativas y esto es determinante. Los gastos de alquileres, salarios, impuestos, todo sigue y no tenemos ninguna entrada”.

Laura Pirog contó que hace unos 18 años decidieron apostar al rubro, que fue a estudiar a Buenos Aires para organizar eventos y que con su marido sus hijos le meten horas para que el negocio familiar rinda, y además tienen 2 empleados con sueldo fijo.

“El panorama es difícil y no hay perspectiva de que podamos volver pronto, teníamos fiestas organizadas y preparadas para la gente, estamos reprogramando pero no sabemos para cuando. Ahora se habla de noviembre o diciembre pero si hay un pico se vuelve para atrás tenemos que ver cómo nos reinventamos y seguir subsistiendo”, sostuvo.

Su estructura de tarjeterías, DJ, luces, mozos, comida, fotografía, filmación, todo lo concerniente a un evento, se paralizó de golpe y ese freno afecta a muchos otros trabajadores que giran en esa órbita y prestan servicios.

Roxana Campo, de Roxana Eventos, describe para OESTE BA la situación de su empresa con las mismas palabras. “Desde el 14 de marzo suspendimos todo y estoy enfrentando los gastos de alquiler, luz, gas, salarios, todo y sin tener ingresos”.

Para Roxana que hace 7 años saltó al rubro de la organización de eventos y hace 3 hizo un convenio con una institución y se quedó administrando el salón para 300 personas en el que hizo “una gran inversión económica” éste era un año próspero si hasta tenía dadas todas las fechas hasta 2021, y en algunos fines de semana tenía hasta tres eventos ya otorgados algunos de ellos en la región.

Pero de pronto el 2020 se volvió el año perdido. “Nos reunimos con la Cámara de Comercio para analizar la situación y estamos elaborando un protocolo para la distribución en las mesas, aunque sabemos que es difícil. Seremos los últimos en reabrir seguramente”, estimó.

Roxana remarcó que está rota la cadena de pagos en el sector y hay mucha gente que vive de manera informal, es decir que cobran por la prestación de servicios como parrilleros, mozos de fines de semana y otros que no tienen sueldos y están muy afectados.

“Reprogramamos todas las fechas desde marzo hasta hoy, nosotros hasta el 2021 teníamos todas las fechas otorgadas, hablamos con los clientes todo el tiempo para saber cómo están, esto nos afecta a todos. Estaba trabajando hasta 3 eventos por semana, en distintos salones y en la región y nos paramos de golpe. Lamentablemente nos toca pasar por esto”, dijo.