Actualidad

Yates de lujo: el sector que pagó menos impuestos en medio de la pandemia

En medio de la caída de la recaudación como consecuencia de la Pandemia por el peso de los denominados impuestos ‘al consumo’ que refleja la parálisis de la economía, en la Provincia de Buenos Aires el impuesto que más retracción muestra en términos de la cobrabilidad, es de las embarcaciones, una carga de obligación fiscal que recae entre los contribuyentes de mayor poder adquisitivo. 

Incluye a yates y demás embarcaciones afectadas al desarrollo de actividades deportivas o de recreación propulsadas a motor, que cuentan con fondeaderos, amarre o guardería en la Provincia de Buenos Aires. Es el similar a la “patente”, que se paga en el caso de los automotores.

El titular de ARBA, Cristian Girard, explicó que la caída en la cobrabilidad de ese impuesto en la Provincia marca una retracción promedio del 30% en términos reales.

En declaraciones periodísticas formuladas a Radio del Plata, el funcionario bonaerense contrastó el comportamiento fiscal del resto de los contribuyentes, al asegurar que “lo que menos cayó es automotores y patentes, pero lo que más cayó en términos de la cobrabilidad son las embarcaciones deportivas”.

“En embarcaciones tenemos que aumentó (la recaudación) interanualmente un 13%, pero con una inflación del 44%, así que estamos hablando de una caíd superior al 30% en términos reales lo cual representa una caída muy marcada”, explicó el funcionario provincial.

En ese sentido, Girard lamentó el comportamiento de un sector de la sociedad con mayor poder de contribución, al asegurar que “eso muestra un comportamiento de un sector de la población que se supone que debiera tener cierto poder adquisitivo, como para tener una embarcación deportiva, que no está cumpliendo con el pago de los impuestos”.

Nota Infocielo