Agropecuarias

El campo cierra un año de recuperación

Tras la gran inundación del 2017 miran con optimismo el futuro. El reclamo constante por la red vial.

 

La charla de los hombres de campo salta de la inundación a la sequía, casi sin escala. Es que así fue el 2017, ambivalente y caprichoso en términos de pronósticos y condiciones climáticas. Hay un denominador común para todos los distritos del noroeste bonaerense: todos fueron castigados por la crecida de la aguas, en más o en menor medida pero todos la sufrieron, y luego todos pidieron lluvias a fines de año y principios de 2018.

Con todo, el campo cierra un año que creen será de recuperación. Hay alarma por la situación grave de los tambos y un reclamo constante a los municipios porque la red vial tiene deficiencias para sacar la producción. En eso anda el campo de la zona.

Hugo Lacaze es el presidente de la Sociedad Rural de Pellegrini. Relata el último tiempo de la siguiente manera: “El 2017 fue un año atípico porque tuvimos inundaciones y después sequía, eso hizo que tuviéramos un año difícil. El 2018 tiene una realidad de país que la estamos viviendo, pareciera que no hay un rumbo fijado, pareciera que más allá que el productor siempre apuesta, estamos en un año de transición y viendo qué es lo que se hace”

General Villegas fue el distrito más castigado por las inundaciones del 2017. Guillermo Chapado, de la Sociedad Rural de ese distrito le pone título “fue la gran inundación la mayor diría yo de la historia en la cuenca”, y luego le vino “la sequía que afectó la producción”, sin embargo “cerramos con muchas expectativas porque el trigo ha sembrado más superficie que el año pasado por la variable del precio y la humedad del suelo”.

Diego Fuentes atiende su teléfono celular en el campo. Es el presidente de la Rural de 3 Lomas y habla de lo que viene: “Se nos abre una nueva ventana alentadora, el año pasado salimos de una inundación a una seca extrema, ahora tenemos mejores condiciones y esperamos que sea un año bueno para la agricultura. La agricultura y la ganadería tienen una situación buena”, sostiene.

 

Los caminos

Hay otro denominador común y es el reclamo por la red vial, el estado de los caminos en distintos municipios.

Lacaze dice que en la región “nos reunimos una vez por mes y analizamos la problemática en común del sector. Red vial es uno de los eternos reclamos que tenemos, nosotros acá después del tema de inundación hicimos un planteo al intendente y se pudieron hacer algunos trabajos y a partir del acompañamiento del tiempo vimos un mejoramiento”.

En Villegas, hay 3 mil kilómetros de red vial “en 2017 colapsó porque se superó las capacidades del municipio, sigue siendo una asignatura pendiente hay caminos que se pudieron recuperar y se hicieron varios alteo” dice Chapado.

Fuentes también tiene reclamos: “Hace rato que venimos con ese reclamo, la recaudación de red vial es récord en 3 lomas pero no hay una respuesta inmediata del Municipio. Estas inundaciones pasadas hicimos llegar nuestro reclamo, y no nos tomaron en cuenta muy seriamente, entonces sufrimos anegamientos a escuelas rurales”.

Todos los entrevistados pusieron reparos en la situación que atraviesa lechería, tema que será abordado en futuras ediciones.