Deportes

Marcos Del Pino, entrenador de rugby: “Estos chicos no representan al deporte, son asesinos”

Marcos Del Pino, uno de los entrenadores de rugby del Foot Ball Club Argentino de Trenque Lauquen habló con OESTE BA sobre el hecho que sacude a todo el país, el asesinato del joven Fernando Báez Sosa, en Villa Gesell, en el marco de un ataque de una patota de 10 jóvenes que además son rugbiers de Zárate.

Esta condición de jugadores de este deporte ha generado en los últimos días un intenso debate sobre el deporte y la formación de jóvenes, y de alguna manera pone en jaque el viejo estandarte de los valores de caballerosidad y solidaridad que durante mucho tiempo se esgrimió del rugby.

Del Pino, aceptó la invitación periodística para hablar del tema y rápidamente aclaró que el hecho no tiene que ver con la práctica del deporte y que los acusados son “asesinos” y remarcó que el hecho que “maten a una persona entre 10, con patadas en el piso, eso no lo enseña el rugby ni ningún deporte”.

“Estos chicos no están englobados en lo que es el rugby ni en la práctica del deporte, son asesinos, de la manera que se han comportado, esa es la manera de llamarlos. Hay que separar, el rugby es una cosa y no tiene que ver con este tipo de comportamientos”, sostuvo el ex jugador y actual entrenador.

“Creo que la educación empieza en casa, continúa en la escuela y luego en un club con la práctica de un deporte. Hay chicos que vienen con dificultades desde su hogar, que se conducen con aprendizajes no correctos. También hay una sociedad con violencia y un país con crisis de distintos aspectos, por eso digo que no se puede hablar del deporte”.

Se trata –añadió- “del comportamiento de 10 chicos, que hacen un deporte, pero de ninguna manera representan a los miles de jóvenes y niños que juegan al rugby en nuestro país”.

Del Pino destacó los valores del deporte “lo que a mí me enseñó el rugby y los chicos que nosotros entrenamos hablamos de deporte, pero sobre todo formamos personas. De todos modos, ninguno está exento que alguna vez uno de nuestros chicos pelee en la calle, la educación comienza en casa, sigue por la escuela y el deporte ayuda, pero los conceptos básicos vienen desde la casa”.

Dijo que, si bien ahora él entrena a los más chicos, seguramente este hecho motivará una charla con los jugadores de las categorías más grandes, con los adolescentes. “Nosotros hablamos del sacrificio, el compañerismo. Cuando se vuelva a entrenar seguramente estaremos hablando con los más jóvenes, hacer comentarios, aclaraciones y reforzar los conceptos”.

Y sobre el hecho en particular dijo que “no hay mucho más para analizar que no se haya ya dicho. Diez personas contra una y pegándole patadas en el piso, eso no se aprende en el rugby, pero tampoco se aprende en otros deportes. Hoy hay dificultades en todos los deportes, peleas y quejas, pero algo de esta magnitud. Merecen una condena ejemplar porque provocaron un daño muy grande”, concluyó entrevistado por OESTE BA.