Personajes y fotos antiguas

Munizaga: “Gracias a la foto con Maradona, la gente nunca se olvidó de mí”

“Vimos jugar a Maradona en Trenque Lauquen”, escribió Francisco Paco Aznárez en su libro El viejo Trenque Lauquen “fue el 9 de julio de 1977, era un adolescente pero ya se había convertido en una figura nacional” señala.

Ese día Argentinos Juniors jugó contra Ferro de Trenque Lauquen, al que le ganó 2 a 0. En el club local, y como marcador lateral derecho jugó Manuel Munizaga, encargado de la marca de quien luego sería el astro del futbol mundial, el barrilete cósmico.

Paco Aznárez lo señala así en su libro: “fue el encargado de marcar a Maradona, hecho que, con el tiempo y a medida que la figura de Diego se fue agigantando, adquirió trascendencia en el ámbito futbolístico local”.

Hoy, a más de 40 años de esa foto con un Maradona casi adolescente y con 70 años sobre las espaldas Munizaga recuerda ese día y esa imagen que lo marcó para siempre, una foto que –dice- le dio muchas satisfacciones “gracias a ella la gente nunca se olvidó de mi” dice en diálogo con OESTE BA.

Con Maradona o sin Maradona en la foto, Munizaga nunca perdió esa semblanza de bonachón. Un jugador honrado, leal, que transpiraba la camiseta pero no generaba faltas ni controversias. Un caballero siempre, dentro y fuera de la cancha, por eso pasaron los años y fue un hombre muy querido y valorado en el ambiente del deporte local.

-¿Cómo es  su historia, cómo llega a Trenque Lauquen y por qué termina jugando en Ferro?

-Nosotros vivíamos en Castelar. Mi madre había nacido en Trenque Lauquen, tenía familiares aquí algunos de ellos jugaban en Ferro. Nosotros veníamos en vacaciones de invierno, y me conocieron me invitaron a jugar un partido en Ferro me faltaban unos meses para hacer la colimba. Jugué un partido contra un equipo de 9 de Julio, debuté en ese partido, me pidieron que me radicara aquí y luego vinieron mis padres.

Me adapté fácilmente al club que era como una familia. Vine por unos meses, tenía 18 años. Jugué desde 1969 hasta 1981, me tocó vivir la parte más linda de la historia de FCO.

-¿Por qué Argentinos Juniors vino a Trenque Lauquen en 1977 a jugar con ustedes?

-Enrique Escande, era periodista radicado en Buenos Aires y tenía vinculaciones con Ferro y gente de Trenque Lauquen, entonces generó ese encuentro. Argentinos vino a jugar un sábado a Trenque Lauquen y al otro día jugó en Tres Lomas.

También Escande nos consiguió jugar de preliminar en el partido de River y Gimnasia y Tiro de Salta en la cancha de Huracán, y luego jugamos un partido un combinado local contra un equipo de la AFA vino Amadeo Carrizo, Artime, y otros a Trenque Lauquen. Ese partido se jugó en la cancha de Argentino.

El partido con Argentinos Juniors fue muy parejo, Ferro tenía un gran equipo y las diferencias se notaban en lo físico, la manera de parar la pelota y esas cosas, lo nuestro era un fútbol chacarero.

-¿Qué sabía de Maradona antes del encuentro?

-En Castelar tenía un amigo que jugaba en las inferiores de Argentinos Juniors, me dijo que había un chico que hacía maravillas con la pelota, que en los entretiempos hacía juegos con la pelota para entretener a la gente. Por eso cuando vino, me saqué la foto para mostrársela a mi amigo, nunca pensé que llegaría a ser lo que fue. Gracias a esa foto con Diego Maradona la gente nunca se olvidó de mi.

Gracias a ese partido y a esa foto, Paco Aznárez me incluyó en su libro, me lo dedicó y también mi foto está en el bar Quique.

– ¿Imaginaba que 40 años después aún se lo siga mencionando a usted por ese partido?

-El otro día Hugo Tiseira publicó la foto en Facebook me llamó la atención que la gente se acuerde de mi y fue muy emocionante. Quiere decir que hice bien los deberes. Yo estoy agradecido a Trenque Lauquen me recibieron muy bien y generé grandes amistades, todas estas cosas a uno lo ponen bien. Sembramos para cosechar estas cosas.

De sus años de jugador, destaca el equipo que integró con Distasio, Goycoechea, Badino, Carrillo, Genarini, Ruiz y otros.  

Sobre el partido recordado con Argentinos, dijo que “fue un lindo partido, parejo. Argentinos tenía jugadores que estaban ya vendidos a Europa, a Boca y otros que venían de afuera”.

-¿Fue difícil marcarlo a Maradona?

-Trataba de anticiparlo, que no recibiera, porque si tenía el control de la pelota era muy difícil. Según me dijo Escande lo marqué bien, había muchas diferencias y se notaban, no le pegué ninguna patada, creo. Nunca el juego brusco fue mi estilo.

Después del partido hablaron un poco, le pidió la foto que es histórica “no era de hablar mucho, era un chico, tenía sólo 17 años cuando vino” y nunca más lo vio. “Después lo miraba por la TV y decía mira dónde llegó”.

Esa foto “a mi me dio muchas satisfacciones, a medida que van pasando los años siempre la gente se acuerda. Es raro todo lo que pasó con esa foto, y es algo muy lindo para mi. El futbol me dio esas cosas, la relación con la gente”.