Personajes y fotos antiguas

Nazareno García, un entrenador de taekwondo que se reinventó en la pandemia

Si algo transmite el deporte es que no hay que entrenar sólo los músculos, sino  entrenar para la vida. Habrá sido ésa, quizás, la motivación de Nazareno García un reconocido y respetado entrenador de taekwondo, campeón panamericano y tres veces nacional. Sus alumnos se colgaron medallas a lo largo y a lo ancho del país, pero con los gimnasios cerrados y trabajando a media máquina tuvo que reinventarse y comenzó a hacer artesanías de madera que vende en la Feria de la Estación.

La de Nazareno, como de tantos otros en estos 14 meses, es una historia de lucha y superación cruzada por la pandemia, que ayer contó en el programa OESTE BA RADIO DE FM OMEGA.  “Hay que hacer de todo un poco porque no sabemos qué decreto nuevo saldrá mañana, siempre que sale un DNU cierran los gimnasios” dijo del otro lado del teléfono el vecino.

“Practico taekwondo desde el año 90, es una disciplina como todo el deporte que tiene formación en valores reales de la vida, la que nos inculcan nuestros padres. En el taekwondo uno encuentra paz interior que te ayuda para ser mejor persona o poder sobrellevar las cosas, el deporte en general te genera una calma interior” explicó.

En el año 2016 comenzó con el dictado de clases en su propia gimnasio “y tenía una buena concurrencia de alumnos y es mi sustento, pero el año pasado tuve que cerrar y me tuve que reinventar, no tengo un trabajo fijo, sólo daba clases y de pronto no pude seguir trabajando”.

“Empecé a buscarle la vuelta, un amigo del Chaco me dio una idea de avanzar con la madera porque yo tenía algún conocimiento. El me dio las maderas para empezar y que se las pagara en cuotas, me dio una gran mano por eso mi emprendimiento se llama Artesanías Ismael, en su honor”.

Con las primeras producciones llegó a la Feria Libre en Wilde y Ugarte, y después también pudo entrar en Eco fines.

“Son artesanías en algarrobo, elegimos esa modalidad porque no necesito gran cantidad de herramientas me puedo arreglar con lo que tengo, lleva su tiempo hacer las cosas” dijo y contó que si bien pudo volver a dar clases de taekwondo de a poco, el cambio a Fase 2 lo volvió a bajonear porque tenían que volver a cerrar.  

 “Hay gente que solo piensa en el gimnasio desde el lado del que va a hacer una actividad pero no del lado de los que damos clases. Cree que es algo prescindible, pero no piensa en los que trabajamos de eso”, sostuvo.  

Su filosofía de vida, lo lleva a mirar hacia adelante y ponerle una actitud positiva a todo. “Hay gente que está peor que yo. En mi casa, mi señora es docente y tiene un sueldo fijo, así que pudimos sobrellevarlo en los peores momentos cuando cerramos el gimnasio. Es una situación inédita que rompe todos los esquemas y todo lo que habías planificado”.

Pero le encontró al vuelta, otros aún no pudieron. “Hay gente que no tiene habilidades para hacer otra cosa y quedó a la deriva sin recursos, debe ser una situación muy angustiante. Hoy en día tenemos que reinventarnos todos, no sólo nosotros la gente de la gastronomía y el turismo entre otros no pudieron seguir pagando el alquiler”.  Para él, la clave está en el apoyo familiar “tengo una familia que me ayuda en esto y uno tiene que pensar en la familia para buscarle la vuelta a todo; siempre hay alguien que está peor y quizás nosotros podemos ayudarlo”.

Como se dijo, Nazareno fue campeón  panamericano,  campeón nacional tres veces,  y en 2017 dos alumnos suyos ganaron en distintas categorías de un mundial, y una tercera alumna salió segunda.

Por suerte, dice, “pudimos volver a dar clases en Trenque Lauquen y 30 de Agosto, con menso alumnos, menos horarios y protocolos. En nuestros lugares los cuidados se cumplen, nosotros somos los primeros que defendemos nuestro trabajo, porque no queremos volver a cerrar”, dijo.