Sin categoría

Artesanos y emprendedores son la vidriera de Pellegrini

Cae el sol en la tarde de otoño en Pellegrini. Por su proximidad a La Pampa, hasta parece que la aureola de color que dibuja el sol es más grande. Sin embargo, aún hace calor, la temperatura es agradable, por lo que Alicia y Mely hacen tareas de bordados y otras manualidades sobre una mesa de madera a la vera de la ruta 5, cuando pasan autos y camiones.

No es extraño allí ver a las vecinas haciendo tejidos o terminando de armar duendes o atrapa sueños, al compás del tránsito de la ruta. Tampoco lo es que un camionero proveniente de la Ciudad de Buenos Aires y con destino Neuquén se baje unos minutos para llevarse unos pasteles pellegrinenses o un chorizo seco que –dicen- no tienen igual.

Es que la vidriera de Pellegrini son los artesanos, los emprendedores que crearon una innovadora manera de vender sus productos no sólo a los locales sino a todos los que pasan por la muy transitada ruta 5. Es a través del Vagón de Artesanías y Sabores, habilitado oficialmente en enero aunque ya venía con varios ensayos previos.

Miriam Bonini es la coordinadora, elegida por sus compañeros. Ella y su marido incursionan en el rubro de la miel con un valor agregado, infusionadas con sabores y está desde el comienzo en esta tarea de ordenar y hacer valer el trabajo de los artesanos. Hoy son 13 con el “vagón” abierto todo el día.

“Es un sueño cumplido de muchos de los artesanos locales que hace 3 años que la venimos remando, al principio la Municipalidad alquilaba una carpa las vacaciones de invierno, como la movida fue linda después se empezó a hacer las ferias con gazebos en este lugar pero eran eventos puntuales, nuestro deseo era tener un lugar fijo y con más tiempo para mostrar las cosas y que los vecinos pudieran ver los productos” dice Miriam en la charla con OESTE BA.

Un Club

Después de varias gestiones “formamos este grupo de emprendedores y redactamos un reglamento en el que todos nos pusimos de acuerdo y se firmó el comodato con el municipio que nos cedió el espacio y nos construyó esta estructura que es ideal”.

Entonces tomó forma de “club de emprendedores” y habilitaron a la vera de la ruta 5, en el acceso a Pellegrini, el vagón de artesanías y sabores. “Estamos todos los días desde las 9 hasta la noche, pera nosotros esto es un golazo de media cancha, nuestros productos se ven, están acá a la vista todo el día, muchos transportistas saben que este lugar ya existe y pasan a comprar pasteles o chorizos secos. Todo lo que se comercializa es artesanal y está abierto para todos los artesanos en Pellegrini”.

Son 13 los artesanos que exponen y venden, desde maderas para el asado y el fiambre, pasando por tejidos, bijouterie, conservas, pasteles, alfajores, huevos de pascua, etc. “son manos pellegrinenses”.

Miriam remarca la importancia “del grupo” y que se les asignó la tarea nada sencilla de ser “la vidriera de Pellegrini”, y no se cansa de agradecer a la Dirección de Producción de la Municipalidad.

“Siempre se hacen reuniones mensuales para ver cómo vamos, una de las decisiones nuestras fue mantener los precios, nos acomodamos a la situación que sabemos es muy difícil, lo que más queremos es que el producto se conozca”.

Se apaga el grabador, las chicas hacen una recorrida por las instalaciones y muestran todos los productos que tienen para vender y presentar. Sin egoísmos, al que le toca el turno ofrece los productos de los demás como si fueran suyos. Se respira un clima cordial y amigable, de un grupo de vecinos que decidió que debían mostrarse más para hacerse conocer, tanto que hoy son la vidriera de la ciudad.