Sin categoría

Descubrieron un busto en homenaje a García Salinas

La Municipalidad realizó hoy (miércoles) el acto de reubicación y reposición del busto del Dr. Pedro García Salinas en la explanada del Centro Cívico “La Primera”, donde funcionó la empresa fundada por el reconocido médico filántropo de la ciudad.

El Intendente Municipal, Miguel Fernández, encabezó el acto acompañado por funcionarios; concejales; la Fortinera 2019, Cristian Goires; la hija del Dr. Pedro García Salinas, Ana María García Salinas; integrantes de los Siete Locos de “La Primera” y vecinos.

La hija del Dr. García Salinas agradeció la presencia del público y señaló que “esto es lo que hubiese querido mi padre, estar en un lugar muy importante para él y para nosotros”.

También la historiadora Haydeé Merino hizo uso de la palabra para referirse a la figura de García Salinas y mencionó los homenajes que recibió en 1936, cuando cumplió 25 años de desempeño como médico.

“Si bien no nació en este pueblo, dio todo lo mejor de su capacidad y dejó obras imperecederas”, dijo Merino, y agregó que “no solo se lo reconocía en Trenque Lauquen sino en todo nuestro entorno. Él hizo de Trenque Lauquen una ciudad reconocida, admirada, con fuentes de trabajo, algunas perdidas y otras que subsisten”, indicó.

Durante el acto, la historiadora leyó un párrafo que dijo el Dr. Luis María Viani durante el Homenaje en los años 30´a García Salinas, quien lo sintetizó como “un hombre de acción”. Y recordó cuando el Municipio lo nombró “Primer ciudadano de Trenque Lauquen”, le otorgó la llave de la ciudad y una medalla.

La Clínica, la fábrica de Chocolates Cauca y la empresa “La Primera” fueron algunos de los pasajes que realizó Merino, recordando la impronta que dejó en la ciudad.

El Intendente Fernández, por su parte, movilizado por el recorrido histórico que hizo Merino, confesó risueñamente su apego a los bombones, como así también mencionó que la Gobernadora María Eugenia Vidal también comparte ese gusto por los productos de la empresa local.

“Cuando vine a vivir a Trenque Lauquen, fui convocado por la Clínica y había una mística del legado de Pedro García Salinas. Todos lo que vean el busto y el mural que hace unos días se hizo en el patio (del Centro Cìvico) se deberían preguntar quién era este médico”.

Asimismo, añadió, “hoy donde todo se critica, se discute, es inmediato y parece fácil, deberíamos replantearnos qué es lo que significan arquetipos de ciudadanos como García Salinas y la necesidad imperiosa de tener muchos como él, para enfrentar estas dificultades. Los ha tenido, los tiene y los tendrá, pero necesitamos muchos vecinos con esta garra y el ideal de ciudad como lo tuvo él. Si queremos que Trenque Lauquen siga siendo lo que es y crezca, necesitamos muchos “García Salinas“.

 

RESEÑA

El Dr. Pedro García Salinas fue fundador y creador de diversas instituciones que engrandecieron el progreso local.  Fue fundador de la Compañía de Seguros “La Primera”, del Banco Edificador de Trenque Lauquen, de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen y de la fábrica de chocolates Cauca. También fue promotor de talleres Sociedad Siderúrgica Argentina Scala, principal organizador de la Usina Eléctrica del Pueblo, actual Cooperativa Eléctrica de Trenque Lauquen, y fundador de la Clínica García Salinas. Entre otras iniciativas figura la construcción del Frigorífico Regional de Trenque Lauquen. Como bien destacó la profesora Meirno en sus palabras, “dio trabajo, generó trabajo” para la ciudad.

Falleció en abril de 1954 y a un año de su pérdida se realizaron actos en su memoria. Hubo una misa multitudinaria, y luego en el hall de entrada de la Compañía “La Primera” fue descubierto uno de los dos bustos del Dr. Garcìa Salinas realizados por el escultor Troiani Troiano; luego sería trasladado a la Cooperativa de Electricidad de Trenque Lauquen.

La réplica se encontraba en la rambla de la calle Villegas al 400 donde vivía el Doctor, y lugar en el cual la Compañía “La Primera” dio sus primeros pasos. Durante la década del 60, cuando impulsado por “La Primera” se construye el Hotel El Faro, el busto fue trasladado a ese lugar.

El paso del tiempo contribuyó a su deterioro y gracias a la colaboración del Sr. Diego Kalawy, propietario del hotel, quien cedió a la Municipalidad el busto, y con la aprobación de su hija, Ana María García Salinas y la gestión del área de Planeamiento y la dirección de Cultura, se determinó esta nueva ubicación.