Sin categoría

Marta Cohen insistió con la necesidad de incrementar los testeos rápidos

Debido a los nuevos cambios que puede sufrir el COVID-19, la población mundial debe tomar nuevas medidas de seguridad con el fin de prevenir un mayor y peor contagio. En este contexto, la reconocida patóloga pediátrica argentina Marta Cohen ofreció su mirada sobre las diferentes estrategias de acción a aplicar frente al avance de la pandemia.

“No hay vacunas y tampoco podemos hacer una cuarentena estricta. ¿Qué nos queda? Seguir cuidándonos con el distanciamiento social, barbijo e higiene de manos, y el testeo y rastreo. Es importante tener datos actualizados en plataformas al alcance de cualquiera y hay que testear pero con facilidad”, reconoció la médica argentina que reside en Reino Unido. Y añadió: “Argentina cuenta con una institución magnífica como lo es el CONICET. El camino a seguir son los tests rápidos que tienen un 75% de eficiencia. Si el test es positivo entonces el resultado debe confirmarse con una prueba PCR. Luego se aísla al paciente, se rastrean los contactos, se los testea y se los aísla de ser también positivos, esto es importantísimo. Son el futuro”.

Las pruebas rápidas de antígeno SARS-CoV-2 se utilizan en entornos de punto de atención para personas sintomáticas y asintomáticas. Esto puede ayudar a los profesionales de la salud a identificar una infección por COVID-19 en personas sospechosas de ser portadoras del virus, y los resultados suelen estar listos en 15 minutos. Además, sirven como una valiosa prueba de detección inicial para las personas que han estado expuestas a pacientes infectados con el virus o en un entorno de alto riesgo.

A diferencia de la PCR, los tests rápidos no identifican el ARN del virus, sino que usan dos métodos distintos: a través de una muestra de sangre son capaces de detectar anticuerpos producidos frente al virus y a través de muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo pueden detectar proteínas del virus.

Nota Infobae