Sin categoría

UATRE inspeccionó la región y acordó salarios

El Delegado Regional de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Flavio Cuiña, juntamente con el secretario Gremial de la seccional Trenque Lauquen realizaron una visita a la región del noroeste provincial con el fin de llevar a cabo un relevamiento especifico e inspecciones a establecimientos y trabajadores rurales.

Esta tarea tuvo como objetivo observar junto con representantes del Ministerio de Trabajo bonaerense el estado de los trabajadores y conocer si se cumplimentan los convenios colectivos de trabajo.

En estas inspecciones los dirigentes gremiales y los inspectores del Ministerio de Trabajo se toparon con diversas situaciones, algunas correctas, otras irregulares. Trabajadores en negro y otros mal categorizados son algunos de los mayores problemas de la región.

Además, Flavio Cuiña, titular regional del sindicto, se refirió a la cuestión salarial y explicó el acuerdo paritaria al que se llegó hace un mes de Uatre. Se mostró conforme con los números que sumando la cláusula gatillo del año pasado suma casi un 30% de aumento.

Inspecciones

Según el propio Cuiña “lo hicimos para saber en qué condición están los trabajadores rurales, para ver si se cumple con los convenios colectivos de trabajo, el pago de salarios entre otras cuestiones. En Trenque Lauquen hemos tenido víctimas fatales, el deceso de varios trabajadores rurales y por eso salimos a hacer inspecciones en conjunto con el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires”.

En este sentido, el responsable regional del sindicato que nuclea a los trabajadores rurales indicó que “esto se dio en la zona, los motivos son lo que nos movilizan a realizar estas inspecciones además de bajar a territorio para informar a los afiliados. Muchas veces no se enteran de los beneficios que tiene el gremio, que son muchos, y estamos articulando con las instituciones gubernamentales para tratar de trasladar todo esto”, dijo el delegado.

Según Cuiña “nos encontramos con trabajadores que están bien, algunos que están mal categorizados; le pagan el salario de peón general cuando en realidad debería ser otra cosa, como un trabajador que aplica glifosato cuyo salario debería ser mayor. Hemos encontrado trabajadores de manera informal o precarizada también”, sostuvo.