Sin categoría

Una esperanza para los estafados locales: ordenan que bancos dejen de cobrarles a las víctimas

Fueron víctimas de un «cuento del tío» por el bono de 10.000 pesos que entregaba el Gobierno en el inicio de la pandemia. Les vaciaron las cuentas, tomaron créditos a su nombre y a pesar que la Justicia desbarató a la banda de estafadores, los bancos les siguieron cobrando a sus clientes los intereses de los préstamos solicitados por los delincuentes.

Ahora la Justicia de San Isidro les pidió a tres entidades que dejen de cobrarles el recargo a 14 personas, que en total fueron defraudadas por más de dos millones y medio de pesos. Los estafadores habían caído en noviembre del año pasado, informó el diario Clarín.

Los delincuentes llamaban a las víctimas desde la cárcel de Bouwer, en Córdoba, con una nueva versión del «cuento del tío» adaptado a la cuarentena obligatoria por el coronavirus.

Como parte del engaño, les decían que eran beneficiarias del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y que para cobrarlo necesitaban datos personales. Con esa información, la banda ingresaba a las cuentas, las vaciaba y pedía créditos.

En Trenque Lauquen se reportaron varios casos en los últimos tiempos de vecinos que están pagando ahora créditos obtenidos por los delincuentes. Con este fallo ¿se abre una luz de esperanza para los vecinos estafados?

El modus operandi de los estafadores consistía en hacerse pasar por empleados de la Anses o algún ministerio y decirles a las víctimas que habían sido beneficiadas con el pago del IFE.

Fuente Diario Clarín