Trenque Lauquen

Una mirada hacia adentro en la Semana de la no discriminación

Con el hashtag #semanadelanodiscriminacion salieron a caminar las redes sociales las ONG y entidades públicas que día a día buscan concientizar sobre la necesidad de recrear un mundo para iguales más allá de las diferencias físicas. No es tarea fácil, aunque los pasos dados indudablemente son sólidos si se tiene en cuenta la cantidad de información disponible y las acciones que a pesar de todo  se lograron concretar, pero igual aún falta mucho.

Pero para que esos pasos sean visibles y para que esta lucha hoy valga la pena, deben existir personas necesarias. Algunas de ellas en nuestra región, hombres y mujeres, padres de niños con discapacidad que sacaron fuerzas para ayudar a los demás e intentan derribar estas barreras de la discriminación.

Hoy vamos a conocer el caso de Héctor “Nino” Tomasello de Pellegrini, padre de “Noe” una adolescente con síndrome de down que cursa el secundario junto a todos los chicos de su pueblo, sin discriminación ni barreras que le impidan estar en ese lugar “se está logrando de a poco la inclusión, pero aún falta mucho porque nuestra sociedad en general tiene violencia y maltrato, pero se va a avanzando y en Pellegrini trabajamos muy bien con el Municipios y las escuelas”, dijo Nino.

En Rivadavia

Javier “Pato” Giménez vive en Rivadavia. Su vida, dice, cambió cuando nació su hijo Joaquín hace 9 años. También tiene síndrome de down, y desde ese momento se convirtió en un incansable por la igualdad y la no discriminación. Junto a su esposa crearon la ONG “Por un mundo mejor” que integran padres, familia y amigos de personas con capacidades diferentes no sólo de síndrome de down y hasta están por abrir un Centro de Rehabilitación, en trabajo conjunto con la Municipalidad y lograron que Rotary les donara equipamiento por 89 mil dólares.

“Antes  veía gente con capacidades diferentes y nunca hacía nada, hasta que me tocó a mí. Gracias a Dios que nos dio a Joaquín y comenzamos con esta tarea”. Pato es camionero pero por estas cosas de la crisis y el mango justo, el sábado hace changas en un campo, pero nada lo detiene, sus palabras transmiten una fuerza poderosa. Su esposa estudió payamédico y acompañante terapéutico, y trabajan en conjunto con el Centro de Día y el Taller Protegido, recorrió programas de TV, capacitaciones y competencias para discapacitados todo con el fin de visibilizar la problemática y hacer que la discriminación desaparezca. “En América había muy poco cuando empezamos, y nosotros somos bastante metidos” ríe. Ahora organiza la visita del actor Gustavo Garzón que presentará una obra junto a sus hijos con síndrome de down.

Pato dice que hay avances que “hoy se habla más, hay rampas y sillas de ruedas disponibles” y destaca los logros de su hijo en América por la integración escolar y porque juega al fútbol en un club local junto a sus compañeros. “Hay que sacar los tabú porque todos somos capaces de hacer lo mismo, todos somos iguales”.

Todos los chicos

Adriana Arias y Darío Camacho, son los padres de Benja, un niño con síndrome de down en Trenque Lauquen pero además son los que crearon el grupo Todos los Chicos que comenzó a funcionar en 2010 y lograron hacerse caminos en el terreno de la contención, promoción y en la educación que cambió el paradigma en Trenque Lauquen y en toda la zona y entre otras cosas articuló con educación ya que hasta ese momento los niños con discapacidades sólo iban a escuelas especiales, desde ese momento se logró la inclusión escolar y muchos otros aspectos que hoy están consolidados.