Actualidad Trenque Lauquen

Ya se construye el nuevo edificio de la escuela secundaria de 30 de Agosto

La construcción de los cimientos y las primeras filas de ladrillos se ven a lo lejos en el terreno de la escuela secundaria de 30 de Agosto. Es como un remanso de agua fresca en tierra seca, luego de años de pedir al cielo por un edificio que no se llueva y que las paredes no transmitan electricidad. Pero antes del inicio de esta obra hubo que pasar por la no habilitación de parte del inmueble y la instalación de aulas modulares (containers) para no interrumpir las clases.

El nuevo edificio estará listo el año que viene. La obra está a cargo de la Municipalidad que con recursos del Fondo Educativo decidió ponerle punto final a una larga historia de idas y venidas que fueron deteriorando no sólo las paredes sino la relación de esta escuela con su comunidad, porque las condicione edilicias eran cada vez menos habitables.

La historia de la escuela es larga. Se inició a principios de la década del 60 con la creación del Instituto Privado Santa Rosa de Lima, una entidad que formó a varias generaciones de treintenses pero el paso del tiempo hizo mella en las paredes y techos y en las condiciones económicas. Hace unos años se decidió una fusión con la Escuela 7 y así el Instituto dejó de ser privado. Pero el punto de inflexión más acuciante llegó este año cuando las autoridades decidieron no habilitar parte del inmueble y colocar 8 aulas modulares. Había llegado el principio del fin para el derrotero del viejo edificio.

La Municipalidad se hizo cargo y empezó a construir un edificio nuevo. Yanina Rey es la directora, recibe a Oeste BA en la tarde calor, en una de las alas del inmueble que aún está habitable, la otra parece sacada de una película de terror, es tierra arrasada, parece increíble que allí se hayan dado clases.

Yanina asumió en junio de este año. Hasta ahora le ha tocado lidiar con los momentos más duros de la escuela en términos del inmueble. “Estamos divididos en dos sectores, aquí tenemos 5 aulas y en un terreno tenemos 8 aulas modulares, y en el laboratorio acondicionamos para que funcionen las áreas administrativas. La otra parte se cerró, estamos en emergencia”.

Había problemas “con los techos, la electricidad y este año las cosas empeoraron y se decidió por cuestiones de seguridad no habilitar una parte del edificio por eso se inició la construcción, se demolió parte del edificio viejo y ahora se están haciendo las aulas nuevas. Habrá un edificio nuevo pero lo más importante es que vamos a tener seguridad”.

La escuela tiene 320 alumnos y una subsede en Girodías. Tiene 3 modalidades: Sociales y Económicas en 30 de Agosto y Ciencias Naturales en Girodías. El lunes abren la inscripción para el ciclo 2019 con la certeza que habrá aulas nuevas, paredes sin electricidad y techos que impedirán que el agua de la lluvia inunde las aulas. “En su momento hubo mucho miedo por las aulas modulares, hace 15 días se hizo una muestra institucional y desde ahí las familias entendieron que las comodidades estaban”.