Actualidad Tres lomas

Alvarez: “Me preocupa la situación social del país”

El alcalde de Unidad Ciudadana destacó que la Provincia recorta recursos y transfiere responsabilidades y enumeró los logros de su gestión.

Cuando pongo un pie en la vereda de la Municipalidad de 3 Lomas, ya es de noche. Siento que tengo dos problemas que resolver y lo vendré meditando en los 70 kilómetros de regreso: el grabador acaba de captar una entrevista con 57 minutos que deben traducirse en pocas líneas para el diario, un ejercicio muy difícil cuando esa catarata de palabras salieron de la boca de Roberto Alvarez, el Intendente Municipal de ese distrito.

Es que Alvarez habla largo y tendido, pero siento que dejar de lado algún fragmento equivale a la sensación del escurrir arena entre las manos. Entonces el desafío se vuelve doble. Al hombre le gusta hablar de cultura y deporte, un caso raro entre los intendentes, prefiere hablar de los logros en ese renglón más que de las obras públicas. Cree que con lo cultural y deportivo se contiene, se educa, se forma y hace trascender a las personas.

El mismo se reconoce como un ex deportista. Fue arquero del Deportivo Argentino y jugó al básquet en una era que compartió con el mismísimo Oscar Brúa por ejemplo. También dice que se peleaba mucho en las canchas, y hasta guarda con cierto recelo alguna anécdota de las canchas con un jugador de Trenque Lauquen.

Pero volvamos al principio. Alvarez está en el sillón de tres cuerpos, se cruza de piernas y hablará casi sin puntos aparte. De todo.  Estas son algunas de sus definiciones:

“3 Lomas está bien, está cerrando los ejercicios con superávit y eso nos permite afrontar estos aumentos excesivos”; “Hoy tenemos que hacer muchos esfuerzos en la política social para contener a los vecinos que no la están pasando bien”. Destaca las obras en materia de salud, la compra de ambulancias y el tendido de la red de cloacas y la construcción y entrega de 200 viviendas en 6 años, ahora ya anunció más.

-El Municipio va a dejar de percibir el Fondo Sojero.

-Si, era importante para 3 Lomas porque lo destinábamos a viviendas y compra de maquinarias para la zona rural. Es delicado lo que pasa este año porque los presupuestos ya están aprobados y nos sacaron parte del Fondo Educativo (3 millones), el 6% de la ley de venta de energía (2,5 millones) y el fondo sojero (3 millones). Además que la Provincia no envía fondos y lo hace atrasado, entonces todo esto repercute en los municipios. Por distintos ítems nos sacan 10 millones este año

Tenemos que decir ya que ya no existe el Fondo de Seguridad ni el Fondo de Infraestructura, a los municipios nos cargan con responsabilidades pero nos sacan los recursos.

-En el medio está la discusión salarial y la pauta inflacionaria.

-Nosotros firmamos un aumento del 17% a principios de año y ahora llevamos el 21%. Antes de octubre vamos a volver a hacer un retoque porque estamos muy lejos de la estimación de la inflación de la Provincia.

También dijo que no aumentó las tasas y se queja que la Provincia hace anuncios que no cumple “había logrado 28 viviendas, nos bajaron a 14 y luego a 10. Me iban a dar un anticipo del 25% y ahora es del 15%”, pero no se queda y avanza en un acuerdo con la Caja de Policías para hacer viviendas.

“Nos atienden muy bien pero los resultados son lentos, hay lugares de la Provincia que no tienen capacidad de gestión y que cambian muy rápido los funcionarios”. Dijo que le da “tristeza”  el panorama político “hay acusaciones cruzadas, jueces no creíbles, la prensa que tapa todo, y un país gobernado mal. Tengo 73 años y muchos de ellos en la función pública, yo viví desde el Rodrigazo en adelante, y volver al FMI de esta manera como se hizo, ha generado que se perjudiquen los sectores más necesitados y se beneficia a las empresas que no invierten nada”.

“Es triste volver a situaciones que ya vivimos. Me preocupan los docentes, los jubilados. Atendemos a 600 personas en salud, se incrementó terriblemente la acción social en el último tiempo. Un dato: la iglesia evangélica pasó de darle la copa de leche a 15 a chicos a 90; el CEC le daba de comer a 90 y hoy a 200. En Thomson los chicos del albergue se iban los sábados y domingos, hoy muchos se quedan los fines de semana para comer. Acá está el Municipio, no queda otra.