Actualidad Tres lomas

Cáritas y su trabajo social clave en las comunidades de la región

Tanto en Trenque Lauquen como en Tres Lomas, la entidad cumple un rol fundamental para contener a los sectores más vulnerables de la sociedad.

La creciente demanda de ayuda social, y sobre todo con los fríos del invierno, moviliza a los diferentes actores de la sociedad para tender una mano a quien lo necesita. Familias enteras de la región viviendo en condiciones que no son las mejores, niños con necesidades de alimentación y abrigo y la solidaridad de los propios vecinos que llega, aunque no siempre, a tiempo.

En este sentido, una de las entidades de bien público que nunca ha dejado de responder a las necesidades de los sectores más vulnerables de la sociedad es Cáritas, que en toda la región trabaja a conciencia para intentar sortear los problemas de la gente.

Cáritas Trenque Lauquen y Cáritas Tres Lomas tienen mucho en común, quizás lo que más sobresale en esa paridad es la rápida respuesta a las demandas. Claro, en magnitud, y teniendo en cuenta la demografía de cada ciudad, en la primera el número de demandantes es mayor.

n Trenque Lauquen

Cáritas Trenque Lauquen atiende la creciente demanda de más de 200 familias de la ciudad en la que quizás es la época más complicada en torno a los problemas sociales, el invierno; problemas que se agravan además por la crisis económica que azota al país y de la que nuestro territorio no está exento.

Alejandro Palomeque es el presidente de Cáritas Trenque Lauquen y destacó la colaboración de los vecinos para sobrellevar el trabajo de la institución. “Realmente no nos podemos quejar, estamos bien ya que mucha gente solidaria se arrimó a ayudarnos”, dijo en primera instancia y resaltó que “esto es muy importante porque no contamos con una fuente de recursos para sostener los bolsones de comida, que son cientos”, informó.

Habló con Oeste BA sobre la realidad de quienes solicitan ayuda: “Hay muchas mamás que no pueden salir a trabajar por tener hijos en riesgo o muy pequeños, hay que ponerse en el lugar del otro”, pidió el referente. “Una bolsa de alimento a esa gente no les soluciona las necesidades aunque es un granito de arena en esta lamentable injusticia social que se vive”, opinó Palomeque.

Cáritas, afortunadamente, recibe donaciones constantemente y entre alimentos, dinero y ropa de abrigo pueden cubrir algunas de las necesidades de muchas familias de Trenque Lauquen. “Hemos recibido de todo y esto nos recarga las pilas porque siempre en el invierno aparecen necesidades, sobre todo, de abrigo y alimentos. Este ha sido un invierno muy frío y eso hace que se incrementen las necesidades, el bolsón de comida es muy buscado”, destacó el directivo de Trenque Lauquen.

En cuanto a los números de asistencia, Palomeque indicó que asisten a unas 200 familias con alimentos y ropa mensualmente, aunque también realizan trabajos en viviendas, en casos de necesidad extrema. “Estamos atendiendo a más de 200 familias con comida y abrigo –confirmó y continuó- esto es para quienes realmente lo necesitan, se han dado de baja algunas familias para incorporar nuevas, se ha ido depurando el listado de ayuda”, aclaró.

Tres Lomas

En esta localidad la situación también viene con demanda creciente, los domingos desayunan y almuerzan en la sede de Cáritas más de 15 chicos. Oeste BA estuvo en la sede de la institución parroquial y dialogó con dos de sus referentes quienes hablaron del trabajo y la actualidad.  “La situación está complicada en todo el país, el tema es que acá, en general no hay mucha gente sin trabajo, changas siempre hay para hacer”, indicó Susana Cuesta, representante de la institución, al tiempo que dijo: “Acá concurren mamás con chicos, las atendemos una vez por semana”.

El equipo de trabajo de Cáritas Tres Lomas concurre dos veces cada siete días a la sede de entidad a preparar todo y dejar en condiciones lo que se necesitará para cubrir la demanda de la gente que allí concurre. “Un día venimos exclusivamente al taller, otro día al taller y a la atención de la gente y el domingo que se les da un desayuno reforzado a los chicos, porque un comen hamburguesas, otros panchos, es más un almuerzo con el que se van con la panza llena”, resaltó.

El día domingo concurren alrededor de 15 niños a Cáritas, “es un número fluctuante, hemos tenido épocas de 25 chicos, pero después se hacen más grandes y no vienen más. Ya que en general empiezan con otras actividades”, dijo Lili Bellera, otra de las responsables y tesorera de la entidad.

Las dos mujeres, muy activas, con ganas de hacer, solidarias, explicaron que “el sacerdote es el director de la entidad en Tres Lomas, más una comisión directiva conformada por doce personas que trabajan de manera solidaria”.

Sobre las tareas de la institución, mencionaron que se hacen diversos trabajos gracias a las donaciones de los vecinos de la localidad. “Salvo lo sucio el resto lo aceptamos. Esta no es una ONG que solamente provee cosas, tenemos contacto con la realidad, si en alguna casa pasa algo, hay dificultades con niños y en la pareja. Tenemos un trato de confianza con las mamás que concurren”, indicaron.

Al igual que en toda la región la demanda de abrigo se incrementa en pleno invierno por eso, según dijeron, “nosotras estamos haciendo mantas, acolchados. Un fin de semana de mucho frío una persona que los necesitaba de urgencia se llevó cinco y aunque nos cueste mucho tiempo hacerlos con todo gusto se los damos”, contaron Susana y Lili.