Agropecuarias

Se realizó una asamblea lechera y los productores están en alerta

La asamblea en la Rural de Trenque Lauque se desarrolló ayer lunes 1 de marzo, con representatividad de toda la Cuenca Oeste. Se escucharon los reclamos que dejaron una clara indignación.

Los tamberos manifestaron preocupación por la utilización de malas costumbres de las industrias a la hora de comercializar con los productores, lo cual habla de la falta de transparencia y eso genera desconfianza, inmediatamente viene la baja en la producción por falta de estímulo y después, en breve e indefectiblemente viene la escases de leche en góndola.

Entonces, piden con énfasis a la industria que se cumpla con lo pactado en el precio de la leche que ya entregaron; que el gobierno no intervenga con medidas cortoplacistas sin resolver el problema de fondo.

Varios productores contaron como vienen peleando con los números. Sólo con ver los gráficos elaborados por el INTA, el resultado de un tambo promedio viene siendo negativo desde agosto pasado. Donde el estado participa con una carga impositiva en promedio de 40% sobre los lácteos y no hace ningún esfuerzo por alivianar esa carga.

Se vienen más protestas

Se declararon en estado de alerta y seguirán manifestando para no seguir perdiendo tambos que en cada pueblo generan movimiento comercial y empleos. Los productores de la zona de Quenumá y Salliqueló, están preocupados por la cantidad de tambos que desaparecen en la zona y el impacto que notan en sus localidades.

Lo mismo manifestaron los de Pellegrini, América, 30 de Agosto y Villegas: “Cada vez que cierra un tambo, perdemos todos”, dijo un tambero haciendo alusión al desabastecimiento que se genera a mediano plazo y lo sufre el consumidor.

“Soy un tambero chico, no quiero subsidios ni compensaciones, quiero que me cumplan con lo prometido y que el estado deje de meter la mano solo para recaudar o lanzar medidas tribuneras”, enfatizó uno de los presentes.

Con bronca contenida otro tambero manifestó: “Las retenciones a los lácteos no le significa nada a la Nación, no sé qué esperan para sacarlas, porque mientras a nosotros se nos juega el futuro de nuestro trabajo” y se preguntó: “cuándo será el día que nos dejen producir, eso es lo que sabemos hacer, pero como venimos somos cada vez menos”.

Esperando resultados de las diferentes asambleas en distintas cuencas lecheras, para mediados de mes se convocarán nuevamente y se definirán los lugares y formas de protesta.

Los tamberos de la Cuenca Oeste reclaman:

• Que las usinas cumplan con las actualizaciones de precio pactadas para febrero y marzo.

• Actualización de los mínimos para el pago de ingresos brutos provincial.

• Quita de retenciones a las exportaciones y reembolso para compensación de impuestos de la cadena.

• Quita de ridículos requisitos para acceso a líneas crediticias.

• Líneas de inversión especiales para sector lechero.

“Menos tambos es menos leche, menos arraigo, menos escuelitas rurales, menos mano de obra privada e inversiones, como puede ser que no lo vean?”, así cerraron la manifestación asegurando que seguirán haciéndose escuchar.